«Infinitas voces», estética a raudales en el Infanta Leonor

65

FESTIVAL DE OTOÑO

Sensibilidad, elegancia y derroche estético en la puesta en escena de las ‘Infinitas voces’ de Rocío Guzmán en el 23º Festival de Otoño de Jaén. El espectáculo de la jienNense ha cerrado por todo lo alto el ciclo ‘Creación en el Infanta’.

Sorprendente, elegante y rotundo desde su arranque. Así ha sido el espectáculo de Rocío Gómez, que con sus ‘Infinitas voces’ ha cerrado el programa ‘Creación en el Infanta’ incluido en el 23 Festival de Otoño de Jaén.

Una puesta en escena arrebatadora, sólida y bellamente desconcertante ha rodeado la propuesta de la jienense Rocío Gómez en el Teatro Infanta Leonor. ‘Infinitas Voces’ da nombre al segundo proyecto musical de la cantante y compositora Rocío Guzmán. Se trata de un concierto con un rico concepto escénico en el que la artista se deja atravesar por diversas voces que se le van presentando y que se manifiestan a modo de canción. Esta nueva propuesta lleva a la artista a crear un concierto de alta sensibilidad, con un repertorio de temas más elevado y etéreo.

Como señalaba hace unos días la propia artista, su propuesta se concibe como “un viaje de emociones, por el que se atraviesan diferentes estados y atmósferas muy diversas”. Y es que Rocío Guzmán ha canalizado esa multitud de voces que llegan a ella, para transformarlas en un discurso bello y elegante, especialmente delicado pero a la vez cargado de potencia.

La serenidad y el talento vocal y emocional de la jienense han tenido en vilo las almas de los espectadores. Y es que la sensibilidad de la voz de Rocío ha sido efectivamente el vehículo canalizador de esas infinitas voces que la han inspirado y atrapado en este proyecto.

La atmósfera escénica ha sido especialmente brillante, gracias a la magistral huella del director artístico del proyecto, Ernesto Artillo, que se ha encargado de hasta el último detalle, incluidos temas de vestuario, con el apoyo creativo de Nati Rodríguez, María Zapata, LARHHA y Antonio Mañas. Ana Dolores Mena, al frente de las luces, ha cerrado la fórmula perfecta.

Del mismo modo, en lo musical ha brillado la complicidad de Antonio Perabá al piano; de los integrantes de la Banda Sinfónica de Jaén, que han colaborado en varios temas; de Sole Candela, Queca Heredia, Isabel Muñoz en el coro; o el ejército de voces que ha sumado Rocío Guzmán a este ‘Infinitas voces’.