Guía con recomendaciones para la Semana Santa

94

La Junta de Andalucía acaba de publicar las recomendaciones para la Semana Santa, un documento elaborado por la Dirección General de Salud Pública y Ordenación Farmacéutica para reducir las posibilidades de transmisión del virus y que recoge una serie de recomendaciones para la población en general y municipios. A estos últimos, la Junta pide que incrementen el transporte público y que velen por el respeto de los aforos en los establecimientos de restauración y hostelería. A todas ellas hay que sumar un buen uso de la mascarilla, distancia interpersonal y lavado de manos.

El consejero de presidencia, Elías Bendodo, ha hecho un llamamiento a extremar las precauciones ante la celebración de las fiestas en un momento además en el que la incidencia vuelve a subir en la comunidad, con 319 casos por cada 100.000 habitantes. «Todos tenemos ganas de la vuelta a la normalidad, pero yo tengo que pedir responsabilidad», ha defendido, quien ha remarcado que la mascarilla debe utilizarse «seguro» en espacios cerrados y en el exterior, en aquellos momentos en los que se registren aglomeraciones.

Respecto a los costaleros o portadores, además de la realización de un test de antígenos o PCR en la víspera de cada procesión, se recomienda que no participen si tienen síntomas compatibles con la covid o han estado en contacto estrecho con una persona positiva en las 48 horas previas, además de celebrar cualquier reunión previa o posterior al aire libre. También aconseja que usen mascarilla durante todo el recorrido y que limpien y desinfecten los palos del paso o trono antes y después de su salida. «No compartir bebidas durante las paradas y ventilar el espacio interior de los pasos durante el desfile procesional, sobre todo durante las paradas y estaciones de penitencia», sigue la guía.
Otro de los consejos apunta a que los músicos que toquen instrumentos de viento deberán mantener la máxima distancia posible con el público asistente.

Y sobre aquellas personas que hagan penitencia en las procesiones religiosas, se les aconseja que «procuren mantener la mayor distancia posible y usar mascarilla, al menos higiénica, cuando no se porte antifaz», mientras que al público general se le recomienda hacer uso de mascarillas en los momentos de aglomeraciones en exteriores y dentro de los templos, así como, el uso de FFP2 en el caso de los mayores de 60 años o personas vulnerables.