El Ayuntamiento defiende su decisión sobre el nuevo reglamento de Bomberos que han convocado jornadas de huelga para la próxima semana

72

Considera legítimo el derecho a la huelga de los trabajadores del servicio de Prevención y Extinción de Incendios pero aclara que la regulación de sus condiciones de trabajo forma parte de su capacidad de organización, la de quienes gestionan el Ayuntamiento, actualizando conforme a la ley un reglamento que llevaba 20 años interesadamente congelado.

El equipo de Gobierno muestra su más absoluto respeto al derecho a huelga de los efectivos del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios de Jaén pero remarca el trabajo realizado para actualizar el reglamento que rige su labor dentro de su más absoluta capacidad de organización administrativa, con observación total de la ley y de defensa del interés general por encima del particular. Además, señala que el nuevo reglamento no reduce empleo, flexibiliza los turnos con arreglo a la normativa europea de obligado cumplimiento y garantiza la prestación del servicio al ciudadano con criterios de eficiencia y sin menoscabo para las arcas municipales.

Del mismo modo, desde el equipo de Gobierno se recuerda que el anterior reglamento no permitía más turnos que los de 24 horas, no aceptados ya siquiera por normativa comunitaria. Se trata de un sistema interesado mantenido durante años con el que al no garantizarse otras formas complementarias y válidas de organización del servicio se generaba un volumen de horas extraordinarias por el que se abonaba anualmente 1,3 millones de euros de dinero de todos los jiennenses. Ello daba lugar a nóminas anuales como por ejemplo la de la categoría de bombero-conductor de unos 90.000 euros al año. No permitir al Ayuntamiento regular en un reglamento otra forma de organizar turnos (8, 12 y 24 horas…) como cualquier servicio de emergencia como el sanitario o los de los cuerpos de seguridad de distintas administraciones va en contra absolutamente en contra de la potestad de una administración de autoorganización que marca la ley.

Al contar con un reglamento flexible y más amplio, el servicio se presta con eficiencia, con total seguridad y sin convertir un complemento, el de las horas extra, en un derecho consolidado con el que el Ayuntamiento incurre en un delito de prevaricación. Al llegar el actual equipo de Gobierno al Consistorio se encontró con que además se acumulaban más de 240 demandas de bomberos por impago de estas horas extra, lo que demuestra que el sistema no funcionaba y sirve más a intereses particulares que al general. Esto choca con la obligación de quienes gobiernan de poner orden en el Ayuntamiento. No pueden perpetuarse situaciones de desigualdad entre trabajadores y de desequilibrio de las arcas municipales porque no se permita a quienes tienen obligación de organizar y gestionar ejercer esta capacidad dentro de lo que marca la Ley de Bases de Régimen Local y que sean quienes tienen que cumplir con su servicio público como empleados quienes pretendan asumir esa capacidad.

Finalmente, desde el equipo de Gobierno se puntualiza que la figura del personal interino existe y es legal en la administración, y señala que el Cuerpo de Bomberos de Jaén es el único que no permitía su nombramiento por un acuerdo político-sindical de anteriores mandatos.