La Junta adjudica el proyecto de mejora integral de la carretera entre Villargordo y Mengíbar

142

Marifrán Carazo destaca los avances para resolver problemas de seguridad vial en la A-6000 como el paso por el río Guadalbullón.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha anunciado la adjudicación a Betancourt Ingenieros de la redacción del anteproyecto y el proyecto de mejora integral de la carretera A-6000 en un tramo de más de seis kilómetros entre Villargordo y Mengíbar, en la provincia de Jaén. Esta adjudicación es un paso decisivo de cara a tener “la mejor alternativa” para resolver los problemas de seguridad vial que sufre esta carretera y la estrechez y mal estado del puente sobre el río Guadalbullón.

“Hemos tenido que empezar desde cero, porque no teníamos ni un sólo papel para poner remedio a un problema latente de seguridad vial”, ha remarcado la consejera, que ha recordado que fue el pasado mes de julio cuando se licitó tanto el anteproyecto como el proyecto de construcción, que “son trámites indispensables para poder iniciar una obra”.

La redacción del proyecto adjudicado se centra en un tramo de más de seis kilómetros que va desde Villargordo, en el kilómetro 16, hasta el río Guadalbullón, en el punto kilométrico 22,3, que, además, es el que más tráfico soporta de la carretera A-6000, con 1.185 vehículos al día. Este tramo tiene un ancho de calzada de 5,5 metros sin arcén y con un firme en mal estado, con multitud de grietas, cuarteos, blandones, deslizamientos, ondulaciones y baches. Además de la estrechez, la vía acumula numerosos cambios de rasante.

El problema se agrava a la llegada del puente del río Guadalbullón, que tiene un ancho útil de sólo tres metros que imposibilita el cruce de dos vehículos. A eso se suma, además de su mal estado de conservación, que cuando se registran lluvias torrenciales, queda cortado al tráfico por la crecida del río.

Primero se va a redactar un anteproyecto en el que se analizarán las diferentes alternativas de la mejora del trazado para escoger la más óptima, que será sometida a información pública. Una vez superado este trámite, se redactará el proyecto de construcción que servirá de base de licitación y desarrollará el diseño completo de la alternativa seleccionada, conteniendo el detalle geométrico y topográfico necesarios para hacer factible la construcción de la carretera. El presupuesto es de 122.936 euros y tiene un plazo de ejecución de 18 meses una vez se inicien los trabajos.