Catalina García: «El gasto en conciertos sanitarios en Andalucía está por debajo de la media nacional»

407
SANIDAD

La consejera de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía, Catalina García, ha recordado durante la Comisión de Salud los últimos datos publicados en los indicadores clave del Sistema Nacional de Salud, que sitúa a la comunidad autónoma en los últimos puestos en porcentaje de gasto en conciertos. En concreto, Andalucía ocupa el decimocuarto lugar de 17, con un 3,86%. En este sentido, ha señalado que la media española es 8,76%, lo que supone que la región andaluza está casi 5 puntos porcentuales por debajo de la media nacional. «En otras palabras, en Andalucía, actualmente, se concierta menos que en la mayoría de las comunidades españolas. Este mismo indicador situaba el porcentaje de gasto en concierto en 2018 en un 4,17%», ha dicho.

En esta línea, Catalina García ha comentado las acciones que ha llevado a cabo el actual Gobierno andaluz en el Sistema Sanitario Público de Andalucía (SSPA). Así, ha insistido en que la prioridad es una atención de calidad a los andaluces con medios propios, «y sólo cuando el sistema público no pueda hacer frente a la demanda con el 100% de los recursos propios, acudiremos a la privada, tal y como también hicieron los anteriores gobiernos de la Junta». Al respecto, ha destacado que el gasto estimado para autoconcierto y actividad asistencial en el SSPA en 2024 es de 163,3 millones de euros, 35,3 millones más de los presupuestados a principios de año.

Sobre la contratación de emergencia durante la pandemia, la titular de Salud y Consumo ha considerado que fueron un «mecanismo imprescindible» para mitigar los efectos de la Covid-19. Del mismo modo, ha informado que, para garantizar la transparencia, el orden y la uniformidad en la utilización de este recurso extraordinario tramitó la instrucción 1/2021, donde se establecían las directrices obligatorias para la utilización de este recurso excepcional de contratación, los requisitos que ha de cumplir la declaración de emergencia, la obligación de formalizar y los términos en que ha de darse publicidad a los contratos de emergencia.

«Hasta ese momento, ningún gobierno se había ocupado de la ordenación de la contratación de emergencia. Hoy, cualquier ciudadano, consultando el portal de contratación de la Junta de Andalucía, que es público, puede conocer qué se contrata por esta vía y cuál es la justificación en cada caso», ha añadido. Al hilo de esto último, ha declarado que los conciertos iniciales tuvieron una prórroga posterior con el mismo objeto y por la misma causa: la sobrecarga de la red propia derivada de la pandemia.

«Después de unos meses de completa incertidumbre por la evolución de la pandemia, la vacunación masiva de la población posibilitó una disminución progresiva del número de casos de gravedad. Sin embargo, la crisis sanitaria se hizo si cabe más acuciante. Se produjo un cambio de escenario: menos casos en las unidades respiratorias, pero en cambio mucha más actividad en el resto de las áreas, salvo la oncológica», ha añadido.

En este punto, ha subrayado que la Organización Mundial de la Salud dio por finalizada la emergencia sanitaria de salud pública derivada de la pandemia el pasado 5 de mayo, sumando 39 meses de emergencia. Así, ha puesto de relieve que aún hoy existen efectos de la pandemia, siendo uno de los principales motivos del aumento de la demanda asistencial del sistema sanitario. «Todos los conciertos sanitarios reseñados para la asistencia sanitaria complementaria realizados por el Servicio Andaluz de Salud desde 2019 se han destinado para operar y hacer pruebas diagnósticas a los andaluces. Y se ha realizado con absoluta transparencia, al amparo del marco legislativo existente, y a través de los precios establecidos y hechos públicos en la orden de tarificación correspondiente», ha remarcado.