El Ayuntamiento traslada a los vecinos de la Vega de los Ríos la hoja de ruta definitiva para dotar a estas zonas de suministro de agua y saneamiento

57

El alcalde de Jaén, Julio Millán, y la subdelegada del Gobierno, Catalina Madueño, han participado junto a personal técnico de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta en Jaén y de representantes vecinales en la Mesa de Los Puentes que analiza y debate la situación del planeamiento y de los servicios básicos para la zona de la Vega del ríos de Jaén, reunión que se celebra tras el parón debido al confinamiento por la pandemia.

En esta reunión Millán ha trasladado que el Consistorio ha avanzado ya en estas últimas semanas en la hoja de ruta definitiva para dotar de servicios básicos a estas zonas residenciales aún pendientes de regularización. Así, ha señalado que tras caer definitivamente el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 2015 que deja vigente en Jaén el planeamiento urbanístico de 1996, una decisión publicada en boletín oficial hace apenas un par de semanas, el Consistorio trabaja ya con seguridad técnica y legal en la adaptación de este PGOU al plan andaluz que regula la situación de los servicios públicos esenciales como agua y saneamiento en aglomeraciones urbanas, el POTAU.

En este sentido ha informado que ya se trabaja en los pliegos para la contratación de los trabajos técnicos que adapten el PGOU del 96 al POTAU, paso previo para que, a través de una consultoría técnica se pueda iniciar la redacción de un plan director, que es la columna vertebral de la que han de salir los planes especiales que organicen en las distintas áreas residenciales el abastecimiento de agua y el saneamiento. Millán ha dejado claro que estos planes especiales han de contar con el impulso vecinal y son la solución definitiva a un problema “histórico”. El regidor ha señalado que no se trata de plazos cortos, que llevan su tiempo y dependen de la clarificación y el trabajo de los técnicos de la Confederación en lo que al dominio público hidráulico se refiere, pero apunta a que es un trabajo administrativo que se tiene que poner en marcha o de lo contrario “perdemos la oportunidad de dar una solución definitiva cuanto antes a las demandas de servicios básicos de los vecinos y vecinas de estas zonas que tienen aquí primeras y segundas residencias. Esto no es un problema de un año, es una situación que viene de muy atrás y es necesario trabajar con voluntad y de una vez por todas por solucionarla”, remarca.

En paralelo, el Ayuntamiento ha acordado con los representantes vecinales que hagan una consulta a la Junta de Andalucía para ver si es viable legalmente que, en ausencia de estos planes especiales que rijan la regulación de saneamiento y abastecimiento, algunos de los residentes del Puente de la Sierra pueden conectar con las medidas correctoras oportunas su suministro de agua a un tramo de red general cercano. “Si esto es posible y se autoriza por la Junta no habrá ningún impedimento por nuestra parte en que pueda paliarse su situación de esta forma y mientras llega la solución definitiva”, aclara Millán.

Por su parte la subdelegada en el Gobierno de ha Jaén ha explicado que “un elemento fundamental a la hora de la posible regularización de las viviendas que están construidas, sin duda es tener en cuenta los mapas de peligrosidad y riesgo de inundaciones”; Tarea que compete al organismo de Cuenca a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. En este sentido, Catalina Madueño ha incidido en que “hay que decir que en el cumplimiento de la normativa de Directiva de Inundaciones de la Unión Europea que es del año 2007, se hizo un primer ciclo de evaluación de riesgos y de áreas posiblemente afectadas”. Este primer ciclo al que se refiere la subdelegada  “ya ha tenido una segunda revisión y esta zona, que sí es una zona que se ha delimitado como área de riesgo potencial significativo de inundación”  ya contaba con siete tramos delimitados con más de 44 kilómetros a los  que se ha añadido como novedad un tramo más que se debe incluir. “Lo que se ha hecho es una valoración de la posible inundabilidad a 10, 100 y 500 años, para delimitar cuales son las zonas posiblemente afectadas” señalaba Madueño.

La subdelegada ha informado de que dicha información, que actualmente se encuentra en Consulta Pública, se iba a trasladar en unas jornadas que tenían fecha de 11 de marzo, momento en el que se iba a iniciar el periodo de consulta pública. No obstante, dichas jornadas se vieron afectadas por la incidencia del Covid-19 y fueron suspendidas.

Como resultado de todas esas zonas hay una evaluación previa, información que está ahora mismo disponible en la página web de Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (www.chguadalquivir.es). Así, el siguiente paso es la elaboración de los Planes de Gestión de Riesgo de Inundaciones en el que participan todas las administraciones competentes para la realización de las actuaciones que sean necesarias para rebajar ese riesgo sobre las viviendas. Además, la subdelegada ha apuntado que “por parte de Confederación Hidrográfica del Guadalquivir se llevó a cabo un tramo de deslinde para la delimitación del Dominio Público Hidráulico en el río Eliche. Ahora, hay tres tramos más que ya tienen los pliegos y están preparados para ser ejecutados en el año próximo”,  lo que va a permitir la delimitación del Dominio Público Hidráulico, relevante a la hora de desarrollar cualquier plan sobre las mismas. Otra cuestión que también ha resaltado Madueño ha sido la referente al mantenimiento del cauce “una tarea compleja, ardua y cara” en la que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir se encuentra trabajando y que los vecinos han agradecido, según apunta la subdelegada. En esta línea también ha señalado que “vamos trabajando hasta el máximo que podemos, procurando que exista la mayor coordinación para que las tareas se desarrollen en función de las prioridades que establecen los posibles riesgos”, sentencia la subdelegada del Gobierno en Jaén.