La Guardia Civil detiene a tres personas, una de Villacarrillo, con pastillas de Rivoprol

720
La droga que transportaban en el vehículo en que viajaban, oculta bajo unos sacos en el interior del maletero. Se hallaba distribuida en 1.194 blister de 15 comprimidos cada uno de ellos.  Se trata de un fármaco de propiedades ansiolíticas e hipnóticas, de venta controlada en farmacia y catalogado como sustancia psicotrópica, perteneciente a la familia de los deprimentes.
La Patrulla Fiscal y de Fronteras de la Guardia Civil de Badajoz, detuvo a tres personas por un presunto delito de tráfico de drogas al intervenirles 17.910 pastillas de “Rivotril” (Clonazepam).
En la madrugada del pasado miércoles, en dispositivos de servicio establecidos para la prevención del tráfico de sustancias estupefacientes, los agentes de la Guardia Civil apoyados con perros adiestrados para la búsqueda y detección de estas sustancias, establecen un punto de verificación en la carretera A-66 en el término municipal de Almendralejo, e interceptan un turismo ocupado por tres personas: una vecina del municipio Jienense de Villacarrillo, otra del municipio pacense de Mérida, y la otra, del cacereño de Valdefuentes.
Tras su identificación se pudo constatar, que a uno de ellos le constaban en la base de datos numerosos antecedentes, por lo que ante las sospechas de que pudiera transportar algún efecto de dudosa procedencia, los agentes inspeccionaron el maletero, comprobando que bajo unos sacos vacíos, ocultaban una caja que contenía un total de 17.910 pastillas de un medicamento conocido con el nombre de “Rivotril”, distribuidas en 1.194 blister
de 15 comprimidos cada uno de ellos, de los que no pudieron acreditar su legal
procedencia.
Dicha sustancia intervenida, se trata de un medicamento de venta controlada en farmacias bajo prescripción médica, en cuya composición se encuentra el fármaco clonozepam, que es un activador del sistema nervioso central con propiedades ansiolíticas, hipnóticas y sedantes, y se encuentra incluida en la Lista IV, de la “Lista de sustancias psicotrópicas sometidas a fiscalización internacional (lista verde)” de conformidad con el Convenio sobre sustancias Psicotrópicas de 1971, perteneciente a la familia de los deprimentes, por lo que
los agentes, detuvieron a los tres ocupantes del turismo por un delito de tráfico de drogas.
Actuación, con la que la Guardia Civil impidió que la droga intervenida, supuestamente procedente del sur de la península, fuera transportada hacia Mérida para su distribución y venta, lugar de residencia de uno de los ahora detenidos.
Las diligencias junto con los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Almendralejo, quien decretó para ellos, su libertad con cargos.