Agustín González: “Miguel Ángel Blanco es un símbolo de libertad y concordia”

302
ANIVERSARIO

El alcalde de Jaén ha leído el manifiesto de la Fundación en homenaje al concejal asesinado por ETA cuando se cumplen 26 años de aquel suceso que movilizó a toda España.

“Todas las víctimas del terrorismo son inocentes, y es un deber moral y político rendirles homenaje, reconocer su valía y defender su significación social”. Esta frase sintetiza el espíritu del manifiesto de la fundación Miguel Ángel Blanco que el alcalde de Jaén, Agustín González, ha leído en el acto celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento en homenaje del concejal del PP de Ermua secuestrado y asesinado por ETA hace 26 años.

En el marco de la lectura del manifiesto, a la que han asistido concejales de los grupos políticos con representación municipal, el alcalde ha calificado a Miguel Ángel Blanco como una persona de bien, un ciudadano comprometido, que fue torturado durante 48 horas y asesinado por ETA, a pesar de que millones de españoles exigieron su liberación. Lo que ha convertido al edil popular “en un símbolo de libertad y concordia frente a la barbarie”.

El manifiesto incide en que defender la memoria del concejal contra el olvido es “defender el estado de derecho, propugnar la centralidad de las víctimas del terrorismo, reconocer nuestra pluralidad y cuidar nuestros acuerdos de convivencia libre y democrática”. Y aclara que el edil asesinado es “nuestro referente” por lo que es preciso “transmitir a los jóvenes su historia”.

La Fundación resalta que España tiene un largo historial de sufrimiento generado por el terrorismo. Y lo concreta en cifras: 1.541 víctimas mortales, cerca de 5.000 heridos y 167 secuestros terroristas, así como decenas de miles de extorsionados. También ha generado exilio la actividad terrorista, cuya amenaza, recalca el manifiesto, “ha condicionado nuestra historia reciente”.