El Gobierno andaluz invierte desde 2019 en la provincia de Jaén un total de 2.627 millones de euros

27

CONSEJO DE GOBIERNO

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha avanzado hoy en Jaén, tras el Consejo de Gobierno celebrado en el Museo Íbero, que el Gobierno andaluz ha destinado a la provincia de Jaén un total de 2.627 millones de euros, de los que 1.524 millones ya se han invertido desde 2019, 368 millones que están en ejecución y 735 millones en previsión para este año.

Durante su intervención tras la reunión del Consejo de Gobierno que ha tenido lugar en el Museo íbero, Moreno ha indicado que esta provincia avanza en la dirección correcta, un desarrollo al que el Gobierno andaluz está contribuyendo de forma decidida.

Así, ha explicado que en el presupuesto andaluz que este Ejecutivo viene elaborando desde 2019, la inversión por habitante en esta provincia es siempre la más alta de todas y ha matizado que en el Presupuesto para 2023 esta cifra se sitúa en los 626,42 euros por habitante, por encima de la media que es de 424,11 euros.

De este modo, ha aseverado que el impulso económico de Jaén cuenta con un instrumento de enorme utilidad que permite incentivar la iniciativa privada y la generación de empleo como es la Unidad Aceleradora de Proyectos que está impulsando cinco iniciativas en Jaén que conllevan una inversión de 560 millones de euros y entre las que se encuentran la Ciudad de la Justicia y la Ciudad Sanitaria, que cuenta con una inversión de 450 millones de euros y cuyo proyecto de lavandería está ya adjudicado.

Así, se ha referido a otros proyectos que se están llevando a cabo de ámbito industrial, de renovables con el desarrollo de plantas fotovoltaicas en Baeza, Pozo Alcón y Alcalá la Real o de hidrólisis para la producción de hidrógeno verde también en este último municipio.

El presidente andaluz ha hecho alusión al olivar, principal cultivo de Andalucía y de vital importancia tanto para Jaén como para el resto de la comunidad andaluza. Un sector que, según ha dicho, viene sufriendo los efectos de la sequía y también de la crisis económica y la subida de los costes de producción.