Un centenar de mayores beneficiarios del Servicio de Ayuda a Domicilio comparten experiencias en Villanueva del Arzobispo

87

El presidente de Diputación participa en una jornada comarcal de usuarios y trabajadoras de este servicio, que está enmarcada en el programa “Yo elijo Jaén. 10 años del Día de la Provincia”.

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha participado hoy en Villanueva del Arzobispo en un encuentro comarcal de personas mayores usuarias del Servicio de Ayuda a Domicilio en los municipios de Villanueva del Arzobispo, Villacarrillo, Chilluévar, Beas de Segura, Iznatoraf y Santo Tomé, en el que han compartido experiencias y tomado parte en distintas actividades: desde talleres de elaboración de flores de papel, cuadros con piñas, elaboración de ambientadores o terapia ocupacional hasta una visita al Museo Taurino de la localidad y a la Ermita de la Fuensanta, para concluir con una comida de convivencia en la que se han entregado reconocimientos a la persona de mayor edad y a la trabajadora con más antigüedad.

Un centenar de personas mayores y unas 50 trabajadoras de este servicio, que en estos municipios de la provincia se presta desde la Diputación a través de la empresa Macrosad, se han dado cita en esta jornada de convivencia que forma parte del programa de actividades conmemorativas “Yo elijo Jaén. 10 años del Día de la Provincia” que está desarrollando la Administración provincial. En este acto, en el que Reyes ha estado acompañado por la vicepresidenta primera y diputada de Igualdad y Bienestar Social, Francisca Medina, y alcaldes como los de Villanueva del Arzobispo o Beas de Segura, entre otros representantes municipales, el presidente de la Diputación ha apuntado que el “objetivo de encuentros como este es que las personas mayores disfruten, socialicen y tengan experiencias nuevas”.

Esa es una de las cuestiones que se persiguen desde el Servicio de Ayuda a Domicilio del que la Diputación es responsable en los municipios jiennenses menores de 20.000 habitantes, una prestación con la que “se intenta dar la máxima calidad de vida a las personas mayores para que puedan vivir en su entorno habitual en las mejores condiciones de autonomía posible”, según ha subrayado Francisco Reyes.

En esta jornada de convivencia, el presidente de la Administración provincial ha incidido en la importancia de este servicio ligado a la puesta en marcha hace quince años de la Ley de Dependencia, que ha calificado como “una gran conquista que ha garantizado a las personas mayores una calidad de vida que, además de merecida, debe ser entendida como un derecho básico”. En esta línea, ha destacado que además de mejorar la vida de los mayores, la prestación de este servicio también ofrece calidad de vida a las muchas personas que trabajan en esta actividad”. Al respecto, ha señalado que actualmente son 2.360 las personas empleadas en el Servicio de Ayuda a Domicilio que gestiona la Diputación, “la mayor parte de ellas mujeres de zonas rurales”, ha resaltado el presidente de la Diputación, quien ha valorado “la importante labor que desempeñan las auxiliares de ayuda a domicilio, que se convierten en familia de estos mayores, en cuidadoras, confidentes y amigas”.

En este sentido, ha puntualizado que el trabajo que realizan las trabajadoras de la ayuda a domicilio es “fundamental desde el punto de vista asistencial, pero también para fijar la población al territorio”, ya que la prestación de este servicio “no solo genera empleos, sino que también contribuye a que nuestros pueblos sigan con vida, que las personas mayores puedan seguir residiendo en sus municipios y la población se quede en el mundo rural”.