17 personas fallecen por accidente de tráfico en la provincia de Jaén en el 2021

139

Los accidentes de tráfico en vías interurbanas se cobran la vida de 17 personas durante el año pasado, una más que en 2020. Es el tercer año de la serie histórica, junto con 2015, tras 2013 y 2019, cuando se contabilizaron 14 fallecidos, y 2021 y 2020, en los que se registraron 16 víctimas mortales. La subdelegada insiste en la necesidad de cumplir las normas a rajatabla y de mantener la prudencia al volante en todo momento. El 88 por ciento de las víctimas mortales se registró en accidentes ocurridos en las vías convencionales.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha presidido esta mañana, junto al jefe provincial de la Dirección General de Tráfico, Juan Diego Ramírez, la reunión de la Comisión Provincial de Tráfico y Seguridad de la Circulación, en la que se ha hecho balance las estadísticas de siniestralidad vial del ejercicio 2021, las líneas de trabajo para este año y el estudio de las cuestiones específicas relacionadas con este ámbito.

En el encuentro, se han analizado los datos estadísticos, que reflejan que los accidentes de tráfico en vías interurbanas se han cobrado la vida de 17 personas en las carreteras de la provincia durante el año pasado, lo que supone una más que en 2020. “Representa la tercera mejor cifra de toda la serie histórica, tras 2013 y 2019, cuando se produjeron 14 fallecidos, y 2021 y 2020, cuando se registraron 16 víctimas mortales”, ha explicado la subdelegada.

Con respecto a las vías urbanas, se han contabilizado dos fallecidos en el año 2021, las mismas que en el ejercicio anterior. “El balance de siniestralidad vial nos indica que hemos mantenido la tendencia positiva de reducción de la siniestralidad que se ha experimentado a lo largo de la última década, pero hay que añadir que la valoración no puede ser positiva porque 1.004 fallecidos en carretera el pasado año son demasiados. Nunca hay que hacer un análisis triunfalista de estos datos, a pesar de que hay que tener en cuenta que en 2021, en términos generales, se han recuperado los mismos niveles de desplazamientos de vehículos registrados antes de la pandemia, unos desplazamientos por carretera que habían descendido casi un 25 por ciento en el año 2020 como consecuencia de las restricciones de movilidad. Nuestro objetivo sigue siendo ‘cero accidentes y cero víctimas”. Por eso, no debemos caer en la autocomplacencia, porque siguen siendo unas cifras inaceptables para cualquier sociedad”, ha dicho Catalina Madueño.

La subdelegada ha puesto de manifiesto que, en el último ejercicio, se ha producido un avance en, prácticamente, todas las estadísticas. Así, se ha registrado un descenso del 2,8 por ciento del número de accidentes con víctimas, ya que se ha pasado de los 318 contabilizados en 2020 a los 309 de 2021. En 2019, ese dato ascendió a 393 siniestros.

También se ha reducido el número total de víctimas (fallecidos, heridos graves que requieren hospitalización y heridos leves), de 424 a 412, es decir, un 2,8 por ciento menos. “Una cifra que confirma la tendencia a la baja de este parámetro, ya que en 2019 alcanzó las 573 personas que fallecieron o tuvieron que recibir algún tipo de atención tras sufrir un accidente de tráfico en las carreteras de la provincia”, ha apuntado la subdelegada. Y ha agregado: “Son datos positivos, sobre todo porque hubo menos restricciones derivadas de la pandemia”.

Del mismo modo, la subdelegada ha querido ofrecer datos de cómo ha evolucionado la siniestralidad vial y ha comparado las estadísticas de 2021 con las de 2007: “Ese año, hubo 55 fallecidos en las carreteras jiennenses, por los 17 de este año. Es decir, el descenso es del 69 por ciento. También ha bajado los accidentes en un 61 por ciento o las víctimas totales en un 62,7 por ciento. Tenemos que seguir en esa línea constante de trabajo, concienciación individual y colectiva y prudencia al volante”, ha analizado.

El jefe provincial de la Dirección General de Tráfico, Juan Diego Ramírez, ha insistido, igualmente, en la necesidad de mantener el trabajo realizado en los últimos años, al tiempo que ha apelado a la responsabilidad social ya  la colaboración ciudadana para evitar que aumenten los porcentajes de siniestralidad. “Es un grave problema que redunda en diversas cuestiones, no sólo de índole económica, sino en aspectos fundamentales de la vida personal, familiar, social y laboral. La pérdida de una vida humana en la carretera siempre es una tragedia. Queremos evitar que se produzcan, pero necesitamos la ayuda de todos, porque es fundamental cumplir las normas y extremar la prudencia al volante”, ha matizado. En este sentido, Juan Diego Ramírez abogado por mantener la buena coordinación existente en esta materia para fomentar nuevas acciones, tanto en educación como en mantenimiento de las vías, vigilancia y campañas.

Precisamente sobre los controles de vigilancia, Catalina Madueño ha informado de que desde la DGT se quieren potenciar aquellos destinados a detectar la no utilización de los elementos de seguridad. Así, las estadísticas muestran que ocho de los fallecidos en los accidentes registrados en las carreteras de la provincia no hacían uso de los dispositivos de seguridad (cinturón en todos los casos), frente a los seis que no lo llevaba en los siniestros que ocurrieron en 2020. “Es un asunto que nos preocupa, porque es una cifra que ha vuelto a incrementarse. No se pueden dar pasos a atrás en cuestiones en las que se había avanzado mucho. Vamos a seguir insistiendo en este ámbito para intentar concienciar a los usuarios de los vehículos que gracias a estos elementos de seguridad se salvan vidas”, ha señalado la subdelegada.

Al respecto, ha puesto de manifiesto que la velocidad inadecuada y las distracciones son los principales factores que aparecen en los accidentes mortales o graves por lo que la Guardia Civil de Tráfico seguirá haciendo hincapié en campañas específicas para perseguir estas infracciones.

Catalina Madueño también se ha referido a las infracciones por consumo de drogas ilegales. En 2021, la Jefatura Provincial de Tráfico, a través de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Jaén, realizó 1.842 pruebas, de las que resultaron positivas 529, es decir, el 31 por ciento. “Ese porcentaje ha crecido 5 puntos este año, ya que en 2020 se efectuaron 1.095 pruebas, con 285 positivos, esto es, 26 por ciento”, ha dicho la subdelegada.

Del total de test de detección de sustancias estupefacientes practicados, 1.197 fueron preventivos, con un resultado de 435 positivas (36% por ciento); 479 pruebas a conductores involucrados en accidentes con 61 positivos (12 por ciento) y otras 166 pruebas a conductores infractores con 83 positivos (50 por ciento).

Con respecto a la ingesta de alcohol al volante, los agentes han efectuado 71.826 pruebas, una cifra considerablemente más alta que la registrada en 2020, que estuvo marcado por la pandemia y las restricciones de movimiento asociadas a la crisis sanitaria. Lo que sí se ha constatado es un descenso en el porcentaje de positivos, que el pasado ejercicio se situó en el 0,76 por ciento, frente al 1,02 por ciento de 2020 y al 1,06 por ciento de 2019. “Nunca tenemos que bajar la guardia en este ámbito. Debemos continuar con el trabajo”, ha asegurado la subdelegada.

Del total de alcoholemias realizadas, 45.190 tuvieron un carácter preventivo (384 positivas, lo que supone un 0,8 por ciento), mientras que 1.389 se efectuaron a conductores involucrados en accidentes (111 positivos) y 25.247 a conductores infractores (58 positivos).

La comisión está integrada por representantes de distintos organismos de la Administración General del Estado, la Junta de Andalucía, la Diputación Provincial, representada por el diputado de Infraestructuras, José Luis Agea, y la Federación Andaluza de Municipios y Provincias. Ha contado además con la asistencia de los responsables de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, encabezados por el capitán Antonio Luis Muñoz Mesa, y de la Policía Local de Jaén. A la comisión también se ha sumado la fiscal delegada de Seguridad Vial de la Fiscalía Provincial, María José López Muñoz.

CARACTERÍSTICAS DE LA SINIESTRALIDAD

Es de señalar que a lo largo del año dos meses (uno menos que en 2020), en los que no se produjo ninguna muerte como consecuencia de accidentes ocurridos en carretera: enero y marzo. Los peores meses fueron septiembre y diciembre, con tres fallecidos cada uno de ellos.

Otros datos de interés aportados a la comisión se han referido a las características de la siniestralidad en la provincia. Las estadísticas señalan que este año ha vuelto a predominar un mayor porcentaje de fallecidos del sexo masculino. La proporción de varones sobre el total ha sido del 88 por ciento (15 hombres y 2 mujeres).

En cuanto a los grupos de edad, el mayor porcentaje de fallecidos se sitúa en el grupo de 15 a 24 años, con cinco fallecidos, seguido de los grupos de 35 a 45. De 45 a 54 y de 55 a 64, con tres fallecidos cada uno de ellos. No han fallecidos niños (hasta 14 años), al igual que en todos los años anteriores desde 2015.

En cuanto a los siniestros por el tipo de vía, las carreteras convencionales siguen siendo las vías donde fallece el mayor número de personas (88 por ciento). Han fallecido en este tipo de vías 15 personas, frente a las 12 que lo hicieron en 2020. Se reduce el número de víctimas mortales en las vías de gran capacidad, ya que han perdido la vida en autovía 2 personas, frente a las 4 registradas un año antes.

Con respecto al tipo de accidente, en las vías de gran capacidad, los dos fallecidos registrados se debieron a accidentes producidos por salida de vía. En las carreteras convencionales el 60 por ciento de los fallecidos se debió a salidas de la vía y el 20 por ciento a colisiones entre vehículos.

Por tipo de usuario, los datos de la Jefatura Provincial de Tráfico reflejan que se reducen los conductores de motocicleta fallecidos, que pasan de los tres registrados a 2020 a los dos contabilizados en el ejercicio pasado. Además, todos hacían uso del casco en el momento del accidente. Los fallecidos en turismo (14) son 1 más que en el año anterior, mientras que una de las víctimas mortales era el conductor de un camión. Hay un peatón fallecido víctima de atropello, frente a ninguno que se contabilizó en 2020. No hay ningún fallecido usuario de furgoneta, al igual que en 2020. Tampoco hay víctimas mortales en el colectivo de ciclistas.

Todas las cifras contenidas son provisionales y se refieren únicamente a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y víctimas tomadas hasta las 24 horas de producirse el accidente. Las cifras definitivas ya consolidadas, que incluirán las víctimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas, estarán disponibles en los próximos meses, gracias a las mejoras sustanciales conseguidas en los sistemas de información de la siniestralidad, con cruce con el fichero del INE de fallecidos en 2021.