La Fundación Internacional de Derechos Humanos lamenta la muerte de la joven de 20 años de Navas acosada desde las redes sociales

631
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Desde la Delegación Territorial de la Fundación Internacional de Derechos Humanos para la Provincia de Jaén, lamentan profundamente el fallecimiento de N.L.F.P., de 20 años de edad, el pasado día 28 de diciembre de 2021, en la localidad jiennense de Navas de San Juan.
Desde hacía varios meses, la joven estaba siendo víctima de una suplantación en las redes sociales y páginas web en las que se utilizaban sus datos e imagen personal, así como la imagen de otros integrantes de su familia, de forma fraudulenta, descarnada y con la finalidad de ridiculizarla y humillarla únicamente “por amar, pensar y sentir de otra manera diferente a la que la sociedad nos viene inculcando desde antaño”.
Dicho acto de suplantación de identidad y acoso a través de las redes sociales, junto con otras acciones realizadas en la vía pública contrarias al honor, a la propia imagen y la integridad moral, fueron denunciadas hasta en cuatro ocasiones ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y ratificadas ante la autoridad judicial competente el pasado día 21 de diciembre de 2021 con la finalidad de que los hechos no permanecieran impunes.
No obstante, la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, así como de la propia Administración de Justicia, no tuvo la celeridad suficiente en cuanto al esclarecimiento de los hechos e identificación de la persona (o personas) responsable de estas acciones que han ocasionado tan dramático desenlace, al no poder soportar la joven todo el sufrimiento producto del escarnio y la exposición pública.
Es preciso resaltar que los casos de acoso y cyber-acoso afectan a adolescentes y jóvenes de cualquier clase y, en consecuencia, es imprescindible que, además de dotar de cuantos medios técnicos y personales que sean necesarios, toda la sociedad tome conciencia de la enorme necesidad de educar en el respeto hacia la diversidad, la igualdad y la libertad de toda persona, sea quien sea, de conformidad con todos los principios y valores de respeto y convivencia universalmente reconocidos.
La Familia desea manifestar su más sentido agradecimiento por todas las muestras de cariño recibidas de familiares y personas allegadas ante tan sensible e irreparable pérdida.
“Menos odio, más amor, más humanidad.”