Un grupo de jóvenes comienza su formación para detectar y erradicar el micromachismo entre la juventud

112

Esta acción se enmarca en el programa europeo “Reconoce y cambia”, del que forma parte la Diputación y con el que se pretende identificar el maltrato hacia las mujeres en edades tempranas.

El programa europeo “Reconoce y cambia” del que forma parte la Diputación Provincial de Jaén entra en su recta final con la formación de los “young educators” en materia de violencia de género, que se llevará a cabo durante los meses de octubre y noviembre. Así lo explica la diputada de Juventud, Pilar Lara, quien recuerda que con esta acción formativa lo que se pretende es “reforzar y ampliar los conocimientos de estos jóvenes educadores para poder detectar y erradicar el maltrato hacia las mujeres en edades tempranas”.

Por medio de este proyecto comunitario, a lo largo de dos meses un total de 16 “young educators” jiennenses participarán en diferentes propuestas divididas en seis sesiones, en las que aprenderán el manejo de herramientas y habilidades para poder detectar y erradicar la violencia de género en sus relaciones sociales. Esta actividad se desarrolla online en horario de tarde y tiene como tema central la violencia de género en cualquiera de sus formas.

“Estoy segura de que esta formación será una herramienta muy útil para los participantes en este programa, que se van a dedicar a trabajar en la provincia jiennense para erradicar ese micromachismo en las relaciones entre jóvenes y buscar a la vez soluciones a los casos de violencia de género o sexuales en diferentes ámbitos sociales”, apostilla Pilar Larra, quien subraya que “ahora más que nunca, desde la Diputación Provincial debemos contribuir a evitar la microviolencia entre adolescentes y proporcionar a las personas que van a trabajar con la juventud jiennense habilidades y pautas de intervención para llevar a cabo su trabajo”.

El proyecto Reconoce y cambia (“Recognize and Change (R&C)”) pretende producir un efecto de “reacción en cadena” a favor de los cambios hacia relaciones positivas, libres de discriminación y violencia, tomando como protagonistas a chicos y chicas entre 11 y 29 años. Con esta iniciativa se busca que los jóvenes sean agentes clave en la sensibilización de sus iguales, comunidad educativa y familias, hombres y mujeres en la toma de decisiones políticas, la administración y la ciudadanía en general. Este programa tiene carácter europeo y cuenta con catorce instituciones socias de nueve países distintos, lo que hace de él un instrumento apto para la puesta en común de estrategias, programas y cooperación global centrada este año en la detección y erradicación de la violencia de género.