El Hospital de Jaén incorpora un protocolo de detección precoz de VIH en Urgencias

207
SANIDAD

El Hospital Universitario de Jaén implantará en el mes de diciembre un protocolo de detección precoz de pacientes con sospecha de VIH en el servicio de Urgencias de adultos con la finalidad de acelerar el diagnóstico, poder ofrecer a los pacientes tratamiento antirretroviral lo antes posible y disminuir la posibilidad de transmisión a terceras personas. Se desarrolla con la participación de los servicios de Urgencias y Enfermedades Infecciosas y de los laboratorios de Análisis Clínicos, Inmunología y Microbiología.

El diagnóstico tardío provoca retrasos en el inicio del tratamiento, incrementándose las posibilidades de desarrollar infecciones oportunistas y otras enfermedades. En este sentido, el jefe de Urgencias, José Cobo, explica que en Urgencias “se ha trabajado la implementación de este protocolo, que hace posible realizar una serología que, una vez detectados algunos datos que puedan inducir la presencia de esta enfermedad, nos permita confirmarla o descartarla”.

El protocolo consiste en realizar una prueba serológica de VIH en Urgencias a pacientes con neumonías adquiridas en la comunidad y herpes zóster en edades comprendidas entre los 18 y los 65 años, y a todos los pacientes con síndrome mononucleósico, infecciones de transmisión sexual, profilaxis post-exposición, hepatitis agudas y práctica del Chemsex (uso intencionado de drogas psicoactivas para mantener relaciones sexuales).

Para facilitar su solicitud, se ha automatizado la petición creando perfiles preconfigurados específicos para este fin en el módulo de pruebas analíticas (MPA) de Diraya.

La pandemia por el VIH no está controlada a nivel mundial y sigue provocando casi un millón de muertes al año. Los diagnósticos tardíos tienen influencia directa con la transmisión del VIH, ya que las personas que desconocen estar infectadas, al tomar menos precauciones y no tener controlada la infección, transmiten el virus con mayor facilidad. En España, se estima que aproximadamente 20.000 personas infectadas por VIH desconocen que lo están. La vía de transmisión más frecuente es la vía sexual.