Para el CSIF, malos datos de la EPA para Jaén: suben los parados y bajan los ocupados

236
DATOS EPA

El sindicato CSIF lamenta que Jaén pierda casi 6.000 personas ocupadas y asciendan los desempleados hasta llegar a los 46.200.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Jaén manifiesta su preocupación por los malos datos que arroja la Encuesta de Población Activa correspondiente en el segundo trimestre de 2023. Con respecto al trimestre anterior, la provincia de Jaén ha incrementado el número de parados en 8.800 personas, llegando a los 46.200, a la vez que se han perdido 5.600 personas ocupadas. CSIF Jaén alarma que esta situación es más habitual de la que debería, ya que suben los desempleados y baja la ocupación laboral, repercutiendo directamente en la economía de nuestra provincia. Pero además, lo que es también muy preocupante, es la pérdida de población activa continuada descendiendo en más de 4.000 personas en un año”.

Para la comunidad andaluza los datos son calificados como positivos, puesto que la tasa de desempleados es del 18,05%, con 744.600, una cifra que sitúa el paro a niveles de 2008, mientras que el número de personas ocupadas es de 3.380.100 personas por primera vez en la historia, con 52.600 ocupados más respecto al trimestre anterior.

Sin embargo, a juicio de CSIF Andalucía, “no podemos bajar la guardia, porque aún queda mucho por hacer para que deje de estar en el furgón de cola en el país con respecto al número de parados”.

En este sentido, ha recordado que Andalucía ocupa la tercera posición en el segundo trimestre de 2023 en tasa de paro si se compara con el resto de comunidades autónomas, sólo superada por la Ciudad Autónoma de Melilla (19,42%%) y la de Ceuta (27,37%%). De hecho, la tasa de paro andaluza es 6,4 puntos superior a la del conjunto del país (del 11,60%).

Para CSIF es fundamental que se trabaje por “generar empleo de calidad, alejado de la estacionalidad, sin seguir dependiendo de sectores como el turismo o los servicios y que nuestros jóvenes opten a puestos de trabajo bien remunerados”.

En este sentido, “tenemos que apostar por mejorar en servicios públicos esenciales como son la sanidad y la educación y hacer del sector público un motor de creación de empleo”, han concluido.