La DGT sanciona en una semana en Andalucía a casi 3.000 conductores por las condiciones de seguridad de los vehículos

309
TRÁFICO

La Dirección General de Tráfico (DGT), a través de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, ha expedido 2.945 denuncias en las carreteras de Andalucía entre el 5 y 11 de junio por las inadecuadas condiciones de seguridad de los vehículos en circulación, de las que 1.782 se han presentado por no tener la ITV en vigor, es decir, el 60,5%.

La campaña estaba destinada a vigilar las condiciones de seguridad de los vehículos que circulan por las carreteras, con el objetivo de comprobar que lo hicieran en adecuadas condiciones de puesta a punto, prestando especial atención a los elementos de seguridad de los automóviles: neumáticos, alumbrado, ITV, etcétera.

A lo largo de la semana, según nota de prensa, se han controlado un total de 47.638 vehículos, entre turismos, motos, furgonetas, camiones, autobuses, etcétera. De las 1.782 denuncias por no tener en vigor la ITV, el 67,7% han sido turismos y el 64,5% furgonetas. Por el contrario, tan solo el 5,9% de los autobuses controlados no tenían la ITV en vigor.

Entre las infracciones más cometidas, la segunda posición la ocupan las denuncias por no disponer de la documentación, ya sea del vehículo o del conductor, lo que ha supuesto 245 denuncias (8,3% del total).

Respecto al alumbrado y señalización, 73 conductores (2,5%) han sido sancionados por este precepto y otros 47 (1,6%) por llevar la placa de matrícula deteriorada o impidiendo la verificación de la matrícula del vehículo.

Otro de los elementos de seguridad esenciales son los neumáticos. Por este precepto han sido denunciados 68 conductores, que conducían con neumáticos con una profundidad del dibujo por debajo del mínimo legal de 1,6 milímetros; tener un desgaste irregular debido a una mala suspensión o una alineación incorrecta y circular con una presión errónea.

Durante los siete días que ha durado la campaña, 15 vehículos han sido inmovilizados en el momento de realizarles el control (nueve de ellos camiones, tres turismos, dos furgonetas y una motocicleta), porque las condiciones de éstos no reunían las garantías mínimas para que lo hicieran con seguridad.

En el caso de las furgonetas y los camiones, los agentes también han controlado las infracciones relativas al acondicionamiento de la carga (24 furgonetas y 20 camiones sancionados) o al exceso de peso (33 furgonetas y 19 camiones sancionados), y la manipulación del tacógrafo ha sido controlada tanto en camiones como en autobuses, algo por lo que dos camiones y ningún autobús fueron sancionados.

Este tipo de campañas dedicadas a la vigilancia del mantenimiento adecuado de todos los elementos de seguridad del vehículo se convierten en una actividad imprescindible para combatir la siniestralidad.