La Delegación de Salud condena la agresión sufrida por dos profesionales del Hospital Neurotraumatológico

282
AGRESIONES A SANITARIOS

El Hospital Universitario de Jaén pone en marcha el Plan de Prevención y Atención frente a Agresiones del SAS.

La Delegación Territorial de Salud y Consumo condena de forma enérgica la agresión sufrida por dos profesionales sanitarios en el Hospital Neurotraumatológico de Jaén durante el desempeño de su labor asistencial en Urgencias la noche de este viernes.

La administración autonómica reitera su rechazo a esta clase de actos, rechazo al que también se han sumado los colegios profesionales de Médicos y Enfermería de Jaén, resaltando que cualquier tipo de violencia, tanto física como verbal, no puede justificarse bajo ningún concepto, por lo que hace un llamamiento público en contra de este tipo de comportamientos incívicos.

La agresión se produjo en la noche de este viernes cuando un individuo amenazó con un arma blanca a dos profesionales del servicio de Urgencias del Hospital Neurotraumatológico, siendo necesaria la intervención de agentes de la Policía Nacional, que redujeron al agresor, después de que se activara el protocolo previsto por el Plan de Prevención y Atención frente a Agresiones del Servicio Andaluz de Salud, que contempla el acompañamiento, asesoramiento y apoyo psicológico a los profesionales víctimas de agresiones.

En este sentido, Salud y Consumo recuerda que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial es considerada como delito de atentado por los tribunales de justicia, dictándose sentencias que conllevan el castigo a los agresores con penas de prisión.

Por su parte, el director gerente del Hospital Universitario de Jaén, Francisco Javier Vadillo, ha mantenido diversos contactos, tanto con los profesionales agredidos, como con los responsables del servicio, la delegada territorial, la presidenta de la junta de personal del HUJ, los sindicatos y los presidentes de los colegios profesionales. A todos ellos les ha manifestado su condena ante lo sucedido, por lo que se ha previsto una concentración de repulsa en los próximos días, a las puertas del servicio de Urgencias del Hospital Médico Quirúrgico.

Salud y Consumo sostiene que el sistema sanitario público de Andalucía debe profundizar en el respeto del ejercicio de los derechos que tienen reconocidos los usuarios, pero también, de forma recíproca, debe exigírsele a estos el cumplimiento de sus deberes, como es hacer un uso adecuado de los servicios sanitarios en un ambiente de mutua cordialidad, confianza y respeto, en aras de la mejora de las relaciones entre los ciudadanos y los profesionales de la salud.

Asimismo, se recuerda también que el SAS dispone de un servicio de vigilancia y seguridad para dar cobertura de forma ininterrumpida a las necesidades en los centros de salud y hospitales en este ámbito, con la finalidad de garantizar la protección de usuarios y profesionales, junto a otras medidas existentes, en colaboración y coordinación con los cuerpos y fuerzas de seguridad.