La subdelegada pide a los conductores que respeten “de forma escrupulosa” la señalización extraordinaria en las carreteras con obras

258

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha reclamado a los conductores que respeten “de forma escrupulosa” la señalización extraordinaria en las carreteras con obras como la mejor forma de evitar un accidente de circulación en esos tramos. Así lo ha señalado durante la presentación de la campaña especial de control que la Dirección General de Tráfico pone en marcha durante esta semana y en la que los agentes de las Agrupaciones de Tráfico de la Guardia Civil prestarán especial atención en las vías en las que se desarrollen trabajos de mantenimiento y conservación.

La subdelegada ha visitado uno de estos tramos en obras, ubicado en el punto kilométrico 47 de la Autovía A-44, en el término municipal de La Guardia, donde ha estado acompañada del jefe provincial de la DGT, Juan Diego Ramírez; el jefe de la Unidad de Carreteras del Estado en la provincia, Antonio Enrique Ortega; y el jefe del Subsector de Tráfico de Jaén, el capitán Antonio Luis Muñoz Mesa. “Desde hoy y hasta el próximo día 30, los agentes intensificarán los servicios de vigilancia de tráfico en estas zonas en las que haya operarios trabajando en trabajos de conservación de la vía”, ha señalado Catalina Madueño. Es la primera vez que se desarrolla una campaña de este tipo.

La representante del Ejecutivo en la provincia ha explicado que esta iniciativa viene motivada, fundamentalmente, por dos factores. El primero es la alta frecuencia en la que se realizan obras en las vías interurbanas de circulación: “En lo que va de año, se han realizado más de 3.000 obras en carreteras de la provincia. Solo en esta semana, tenemos constancia de que se van a ejecutar 72 trabajos en nuestras vías, zonas en las que habrá operarios trabajando, con el consiguiente peligro para ellos si no hacemos bien las cosas, tanto en lo referente a la señalización como en el respeto escrupuloso por parte de los conductores de las normas”, ha insistido. Precisamente, el segundo factor tiene que ver con el incumplimiento de esas normas: “Los estudios que ha realizado la DGT en este campo ponen de manifiesto que se han detectado determinados comportamientos de riesgo, sobre todo aquellos que tienen que ver con el exceso de velocidad y las distracciones”, ha apuntado.

Según datos del Registro Nacional de Víctimas de Accidentes de Tráfico, durante el año 2020, se registraron un total de 163 siniestros relacionados con los trabajos de mantenimiento y conservación en las carreteras españolas, de los que 24 accidentes implicaron a operarios que trabajaban o caminaban en la calzada o en sus inmediaciones (peatones). Los otros 139 siniestros de tráfico en los tramos de obras implicaron a operarios de conservación y mantenimiento en sus vehículos.

Del total de fallecidos atropellados en vías interurbanas de ese año (107), cuatro fallecidos eran operarios trabajando en labores de mantenimiento y conservación de las carreteras, y que perdieron la vida arrollados por un vehículo que circulaba por el tramo de obras abierto al tráfico, según la estadística, mientras el vehículo circulaba con una velocidad excesiva respecto al límite específico marcado para ese tramo, o bien por una distracción del conductor. “Hace unos días, se produjo un accidente en la Autovía AP7, en Sagunto, en el que un conductor se llevó por delante a cinco trabajadores que realizaban labores de conservación en la calzada. Desgraciadamente, fallecieron dos de ellos, ambos de la provincia de Jaén, en concreto naturales de Mancha Real y Quesada”, ha recordado la subdelegada.

En este sentido, Madueño ha puesto de manifiesto que ninguna persona debería perder la vida en el desempeño de su puesto de trabajo: “Esta campaña de control y vigilancia contribuirá a reducir los riesgos inherentes al factor humano, en especial, los excesos de velocidad en dichos tramos, los cambios de carril inadecuados y las distracciones”, ha agregado. Al respecto la subdelegada ha hecho hincapié en “la necesidad vital de respetar escrupulosamente las normas de señalización extraordinaria y, sobre todo, extremar la atención y la precaución nada más observar un tramo en obras”. “Cuando hay gente trabajando en la calzada, no estamos en una vía de las  consideradas normales. Nos podemos encontrar alteraciones del firme, desdoblamiento de carriles, operarios… Por ello, es fundamental llevar la máxima cautela en la conducción”, ha apuntado.

La subdelegada ha hecho hincapié en otro factor de riesgo que desencadena un accidente de tráfico: las distracciones al volante: “Coger el teléfono móvil, por ejemplo multiplica por doce las posibilidades de sufrir un siniestro. Un conductor distraído tiende a dar más volantazos, sus tiempos de reacción son más largos y no percibe adecuadamente la información del entorno”, ha explicado. Por ello, los agentes intensificarán las vigilancias de estas conductas en los controles específicos de esta semana.

Entre las recomendaciones, Catalina Madueño también ha enumerado la necesidad de aumentar las distancias de seguridad en los tramos en obra, tanto con el vehículo que precede, como con los obstáculos laterales, lo que evitará sobresaltos y alcances. “En definitiva, esta campaña contribuirá a prevenir la siniestralidad en estas vías en las que se desarrollan trabajos y, sobre todo, los atropellos de operarios, que son peatones especialmente vulnerables en la carretera”, ha concluido la subdelegada.

Por su parte, el jefe provincial de la DGT, Juan Diego Ramírez, ha puesto en valor la buena coordinación con las administraciones públicas que son titulares de alguna vía de comunicación en la provincia (Estado, comunidad autónoma, Diputación Provincial y Confederación Hidrográfica del Guadalquivir): “Existe una comunicación fluida cuando deben ejecutar alguna obra o trabajo de mantenimiento. A través de una aplicación informática, se comunica la incidencia y las medidas que se adoptan, que son supervisadas y consensuadas con la DGT en consonancia con la normativa vigente”, ha explicado Juan Diego Ramírez.

Del mismo modo, el jefe provincial ha apuntado que las nuevas tecnologías están aportando una mejor capacidad de anticipar información sobre la realización de las obras. “El vehículo conectado, a través de la Plataforma DGT 3.0 permitirá disponer de esa información con carácter previo, de forma similar a la información del tráfico en tiempo real que ofrece el Punto de Acceso Nacional de Datos de Tráfico (NAP). El denominado “cono conectado” permitirá a las empresas su instalación y encendido al comenzar las tareas de las obras, de modo que automáticamente activará una incidencia de circulación en el Centro de Gestión de Tráfico de la DGT”, ha explicado

Dicha información será compartida a través de la Plataforma DGT 3.0 en tiempo real, y permitirá de igual modo trasladar la información a los conductores a través de los paneles de mensajes en carretera. “Precisamente el pasado 21 de octubre el Director General de Tráfico dictó una la Resolución por la que se aprueban los protocolos para la interconexión de estos conos conectados con la plataforma DGT 3.0.”, ha concluido.

La red provincial de carreteras de la provincia tiene una extensión aproximada de 4.000 kilómetros, de los que unos 500 son de titularidad estatal.