En marcha de nuevo el Punto Violeta en San Lucas para brindar una respuesta rápida ante situaciones de agresión

138

El Punto Violeta tendrá un espacio físico, una carpa situada en la entrada del ferial que conduce a la zona de casetas de copas y baile, es decir, la más próxima a la rotonda que conecta la Carretera de Granada con la Ronda Sur, y también habrá un equipo itinerante, que se moverá por el recinto; Del mismo modo, se ha contado con la colaboración de los caseteros y caseteras para que muestren en estos establecimientos el cartel de adhesión a la campaña.

La concejala de Igualdad, Eva Funes, ha mantenido una reunión con la Asociación “Tendiendo Puentes”, formada por trabajadoras sociales, para ultimar los preparativos del Punto Violeta que funcionará, con motivo de las celebraciones de San Lucas, entre los próximos días 8 y 18, en el recinto ferial. “Se trata de un punto de encuentro para mujeres, o miembros del colectivo LGTBI, para atender demandas de personas que se puedan sentir acosadas o en situación de vulnerabilidad o agresión durante las fiestas”, ha explicado Funes que ha recordado, al respecto, que este servicio ya se ha puesto en marcha en festivales o conciertos celebrados en la ciudad, así como en otras fiestas locales, con una gran acogida por parte de la ciudadanía.

“La feria tiene que ser un lugar seguro, en especial para las mujeres que son las que pueden sufrir más la inseguridad, por eso ponemos en marcha este dispositivo, en colaboración con Tendiendo Puentes y en coordinación directa con la Policía Local y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado”, ha explicado Funes. El Punto Violeta tendrá un espacio físico, una carpa situada en la entrada del ferial que conduce a la zona de casetas de copas y baile, es decir, la más próxima a la rotonda que conecta la Carretera de Granada con la Ronda Sur, y también habrá un equipo itinerante, que se moverá por el recinto. Del mismo modo, se ha contado con la colaboración de los caseteros y caseteras para que muestren en estos establecimientos el cartel de adhesión a la campaña. Al respecto, Funes les ha agradecido su compromiso que, ha dicho, “va mucho más allá de poner una indicación en la puerta, ya que se han brindado a acompañar a la persona que necesite ayuda hasta que lleguen los recursos que necesite”.

Otra de las novedades de este año, además del reparto de abanicos, que hacen una llamada a “no ser cómplices” de situaciones que atenten contra la dignidad de cualquier persona, es la distribución de tapavasos. Se trata de pegatinas con las que se puede sellar el recipiente en el que se consume la bebida, para tomarla con pajita, que también se repartirá, y, de esta forma, evitar que se introduzca alguna sustancia. “Es una respuesta ante casos como el de la sumisión química”, ha dicho Funes.