La Parroquia de la Inmaculada y San Pedro Pascual de La Glorieta logra el primer premio del Concurso de las Cruces de Mayo

66

El Ayuntamiento otorga el primer premio del Concurso de las Cruces de Mayo a la Parroquia de la Inmaculada y San Pedro Pascual de La Glorieta y destaca la participación en esta tradición que llena los barrios de color, vida y luz.

El jurado valora esta composición como merecedora de este primer puesto, dotado con 700 euros, por su belleza y singularidad y por reunir de forma excepcional todos los requisitos marcados en las bases; el segundo premio es para la cruz de la Hermandad del Cautivo y Trinidad, del barrio de Santa Isabel, el tercero para la asociación de vecinos de El Tomillo y el cuarto para la Hermandad Misionera del Divino Maestro, vinculada a La Alcantarilla

Junto a ellos, se han otorgado cuatro accésits que corresponden a las cruces de la asociación de vecinos “Guadalquivir” de Belén y San Roque, la Cofradía de Los Estudiantes, con el barrio de La Merced como exponente, la de los vecinos del paraje de Jabalcuz y la de la asociación María Auxiliadora, del Polígono del Valle.

El Ayuntamiento de Jaén, a través del jurado designado por el Patronato de Cultura y Turismo, ha concedido el primer premio de las Cruces de Mayo 2022 a la composición realizada por la Parroquia de la Inmaculada y San Pedro Pascual, ligada al barrio de La Glorieta. Este galardón, dotado con 700 euros, se entrega por la singular composición y belleza de esta cruz que cumple además de forma excepcional con los requisitos fijados en las bases de este certamen que recupera el color y la ilusión de las calles de Jaén en primavera tras lo más duro de la pandemia.

El jurado ha otorgado además el segundo premio, valorado en 500 euros a la cruz de la hermandad del Cautivo y Trinidad, del barrio de Santa Isabel; el tercero ha recaído en la asociación de vecinos del barrio de “El Tomillo” (400 euros) y el cuarto ha sido para la cruz de la Hermandad Misionera del Divino Maestro, entidad unida al barrio de La Alcantarilla (300 euros).

Junto a ellos, se han otorgado cuatro accésits de 150 euros que corresponden a las cruces de la asociación de vecinos “Guadalquivir” de los barrios de Belén y San Roque, la Cofradía de Los Estudiantes, ligada a La Merced, la de los vecinos del paraje de Jabalcuz y la de la asociación María Auxiliadora entidad indisolublemente unida al Polígono del Valle.

Los requisitos marcados en las bases establecían que la ornamentación de las cruces debe contener plantas florales y elementos decorativos naturales o de carácter tradicional y una altura mínima de 1,80 centímetros. Del mismo modo, en el entorno de la Cruz deben prevaler los adornos que identifiquen de algún modo a Jaén, tanto florales como de cerámica, bronce, artesanía antigua (desde utensilios a prendas como mantoncillos) a imágenes marianas, de tal manera que la composición fijase un cuadro costumbrista de las tradiciones de Jaén. Las cruces debían de ser accesibles al público y visitables hasta hoy domingo salvo que las inclemencias meteorológicas lo hubieran impedido. El jurado ha estado compuesto por Juan Miguel López, Carmen Guirao y Francisco Catena. López es licenciado en Humanidades, Máster en Museología y Museos y miembro de la asociación “Lola Torres”. Guirao es licenciada en Humanidades y miembro de la sociedad gastronómica “La Pipirrana” y Catena es licenciado n Humanidades, máster en Patrimonio y Gestión Cultural, alfarero-ceramista y técnico en información turística.

Una veintena de cruces de mayo se han inscrito en esta edición, un número importante, a juicio del concejal de Cultura y Turismo, José Manuel Higueras, quien señala que con ellas se recupera una tradición que ha llenado por fin las calles de Jaén de luz, vida y color tras largos meses de espera. El regidor ha destacado el sabor que los barrios han desprendido estos días en los que las cruces de mayo han estado expuestas y que demuestra la esencia de cada uno de ellos, la práctica totalidad presentes en esta edición a través además de entidades muy queridas por sus vecinos y vecinas. “Jaén tiene en sus cruces una tradición palpitante, que recupera con ganas y fuerza y que es un reclamo importantísimo para el visitante en este mes primaveral de mayo donde la ciudad luce con mucho esplendor”, remarca.