La Subdelegación del Gobierno marca las normas de la manifestación del domingo

115

La resolución establece que los participantes no podrán bajar de sus vehículos en ningún momento, no se podrá interrumpir la circulación y se  deberán atender las indicaciones de los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

La Subdelegación del Gobierno de España en Jaén da por válidamente notificada la comunicación planteada por nueve plataformas ciudadanas de la provincia para la realización de una manifestación con vehículos por varias carreteras jiennenses, prevista para el próximo domingo. La petición, que fue presentada el pasado día 24, se ha tramitado por el procedimiento habitual por el área de Derechos Ciudadanos y la resolución ha sido notificada en el día de hoy a los organizadores, con lo que se garantiza el derecho fundamental de reunión y manifestación reconocido en el artículo 21 de la Constitución Española.

La resolución se ha adoptado después de recabar los preceptivos informes a los diferentes ayuntamientos de los municipios por los que discurrirá la caravana, así como a la Jefatura Provincial de Tráfico, competente en materia de seguridad vial, y a la Comisaría Provincial de Policía Nacional y a la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén, para que informen en materia de orden público. Como consecuencia de las restricciones vinculadas a la situación de pandemia y al actual estado de alarma, también se ha solicitado informe a la Delegación Territorial de la Consejería de Salud y Familias. Vistos los correspondientes escritos, la Subdelegación del Gobierno da por válidamente comunicado este acto público previsto para el próximo domingo, 7 de marzo.

En la resolución, se hacen una serie de consideraciones encaminadas, por un lado, a la protección de los participantes para evitar contagios y, por otro lado, referidas a la seguridad vial para evitar riesgos y siniestros de tráfico, y garantizar los derechos de toda la ciudadanía. En este sentido, los asistentes no podrán abandonar su vehículo en ningún momento y tendrán que respetar todas las normas previstas en la Ley de Tráfico y Seguridad y en el Reglamento General de Circulación. Al hilo, se recuerda que la caravana solo podrá estar compuesta por vehículos aptos para circular por todas las vías, incluidas las autovías, por lo que quedan excluidos tractores, bicicletas o vehículos de tracción animal.

La marcha formará una cápsula de seguridad, enmarcada por agentes de la Agrupación de la Guardia Civil. Serán estos funcionarios los que marquen una velocidad adecuada a la vía por la que se transita y serán los que garanticen la seguridad de los asistentes y la fluidez de la caravana. La resolución recuerda a los participantes que solo podrán ocupar el carril derecho de la circulación, por lo que no deberán retener la marcha, entorpecer o detenerse. “El objetivo de esta medida es no perturbar el libre ejercicio por los demás ciudadanos de sus derechos y libertades para hacer posible la prestación de servicios esenciales y el mantenimiento de la seguridad”, asegura la resolución. Al respecto, se recuerda que, en ningún caso, se pueden quedar los vehículos en el interior de los túneles cercanos a Santa Elena (uno de ellos de más de 1.900 metros de longitud), “dada la peligrosidad que ello entrañaría en caso de incendio o de acumulación de gases provenientes de los motores”.

La resolución en la que se da por notificada la manifestación hace hincapié en que, una vez iniciada la marcha, las caravanas de vehículos deben fluir “de una manera continua”, es decir, no se detendrán en ningún momento para evitar el riesgo de colapso de la calzada.

En este sentido, se recuerda que los asistentes no deberán abandonar su vehículo en ningún momento y que seguirán en todo momento las indicaciones del servicio de orden dispuesto por la organización e, igualmente, de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

En el mismo sentido, los participantes también deberán cumplir con la normativa vigente en materia de salud pública respecto al uso de la mascarilla y del aforo máximo permitido en vehículos. Igualmente, resulta obligatorio atender en todo momento las indicaciones de los responsables de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad dirigidas a ordenar el normal desarrollo de la manifestación con seguridad para todos.