541 vehículos controlados y 117 personas denunciadas en la campaña de vigilancia y control del cinturón de seguridad y SRI

183
SEGURIDAD VIAL

El pasado domingo, 17 de marzo, concluyó la campaña de vigilancia y control de cinturones de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) que puso en marcha la Dirección General de Tráfico y a la que se sumó el Ayuntamiento de Jaén, a través de la concejalía de Seguridad Ciudadana.

Durante estos siete días que ha durado la campaña efectivos de la Policía Local de Jaén ha controlado a un total de 541 vehículos en la zona urbana de la capital y ha denunciado a 117 personas por infringir el uso del cinturón de seguridad y los sistemas de retención infantil, sean adultos o menores que viajen atrás o en asientos delanteros. De las 117
personas denunciadas, 71 eran los conductores del turismo y 46 eran acompañantes (2 niños no tenían puesto el SRI).

Durante la campaña se ha dispuesto de todos los equipos y personas disponibles y ha habido un importante incremento de los controles por parte de la Guardia Civil. Igualmente, desde la DGT se pidió a los Ayuntamientos que se sumaran a esta campaña y realizarán controles. El uso de sistemas de retención homologados, cinturón de seguridad y SRI se ha venido demostrando como el sistema de seguridad vial más sencillo,
rentable y eficaz en todo tipo de vías y trayectos.

El objetivo que se pretendía con esta campaña, que concluyó el pasado domingo, es que todas las personas ocupadas de los vehículos, adultos o menores, hagan uso del cinturón de seguridad con independencia de la carretera por la que viajen.

Los cinturones de seguridad y los sistemas de retención infantil se encuentran entre las medidas más eficaces para proteger a los ocupantes de vehículos motorizados de lesiones producidas en relación con los siniestros en la carretera. Los sistemas de retención están diseñados para prevenir o minimizar las lesiones de los ocupantes cuando ocurre un choque. El uso del cinturón de seguridad por parte de los conductores reduce el riesgo de
lesiones mortales o graves en alrededor del 60% de los casos.

El uso del cinturón seguridad también afecta a la seguridad de los demás ocupantes, ya que los ocupantes no sujetos pueden convertirse en un proyectil que sale por el parabrisas, bien en el caso de los pasajeros de los asientos traseros que impacta contra el propio conductor, bien el ocupante del asiento delantero. Los pasajeros que no usan el cinturón de seguridad duplican el riesgo de lesiones si van sujetos en la parte delantera.