Francisco Reyes recibe en el Palacio Provincial a la Agrupación de Cofradías de la ciudad de Jaén

271
RECEPCIÓN OFICIAL

El presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, ha recibido en el Palacio Provincial al presidente de la Agrupación de Cofradías y Hermandades de la Ciudad de Jaén, Francisco Sierra, que realiza una serie de visitas protocolarias por las distintas instituciones de Jaén tras su reelección en el cargo después del proceso electoral celebrado el pasado mes de septiembre.

En este encuentro, Reyes ha podido conocer las principales líneas de trabajo que se ha fijado la comisión permanente de éste órgano cofrade que agrupa a las 32 cofradías de Pasión y Gloria de la capital jiennenses, y ha expuesto la disposición de la Administración provincial a mantener las líneas de colaboración existentes entre ambas entidades.

“Las cofradías encarnan la tradición y la religiosidad popular, y desarrollan una gran labor social y de conservación del patrimonio, que se hace visible cada Semana Santa cuando salen a las calles de nuestros pueblos y ciudades. Un acontecimiento religioso y cultural que supone además un reclamo turístico”, ha destacado Francisco Reyes, que ha deseado suerte a la nueva directiva de la Agrupación de Cofradías de Jaén para este trienio de mandato.

Por su parte, el máximo responsable de la institución cofrade, que estado acompañado por su vicepresidenta, Úrsula Colmenero, el secretario, Joaquín Riquelme, la vocal de Caridad, María del Carmen Montes, y el vocal de Manifestaciones Públicas y Pasión, Juan Ignacio Cevidanes, ha solicitado al presidente de la Diputación apoyo en la labor de investigación y divulgación que la Agrupación de Cofradías realiza mediante sus publicaciones donde se recoge la historia y la actualidad del movimiento cofrade en Jaén. De hecho, uno de los proyectos de la actual comisión permanente que rige esta institución es la edición de un libro que recopile la historia de la Agrupación de Cofradías de Jaén, que si bien se constituyó oficialmente en 1946, se tiene constancia de que en 1926 hubo una primera iniciativa de crear una federación o agrupación de cofradías en la ciudad.