Campaña de la DGT contra las distracciones

336
CAMPAÑA DE TRÁFICO

La subdelegada hace un llamamiento para que los conductores jiennenses centren toda su atención en la conducción. Los agentes formularon el año pasado 1.014 denuncias en la provincia por la manipulación de dispositivos visuales, el uso de auriculares u otros dispositivos de sonido y por el uso del teléfono móvil sin manos libres.

La subdelegada del Gobierno de España, Catalina Madueño, ha hecho un llamamiento a los conductores para que “centren toda la atención en las tareas requeridas para circular por las vías públicas por las cuales circulan otros usuarios. Es fundamental mantener toda la atención si se está al volante, ya que este tipo de distracciones son un factor de riesgo significativo en el tráfico”. Así lo ha señalado durante la visita realizada al puesto de control establecido en la carretera A-311, con motivo de la nueva campaña especial de vigilancia de distracciones al volante entre los conductores, que se desarrollará hasta el próximo domingo, 15 de octubre. Madueño ha estado acompañada por el jefe provincial de la Dirección General de Tráfico, Juan Diego Ramírez, y del jefe del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Jaén, el capitán Antonio Muñoz Mesa, además del presidente provincial de ASPAYM (Asociación de Personas con lesión medular y otras discapacidades físicas), Carlos Linares.

En la última campaña de este tipo, desarrollada del 7 al 13 de septiembre de 2022, en la provincia de Jaén, se controlaron un total de 20.067 vehículos y se formularon un total de 45 denuncias. De igual modo, durante el año 2022, se formularon también 11 denuncias por la manipulación de dispositivos visuales, 157 por el uso de auriculares u otros dispositivos de sonido y 846 por el uso del teléfono móvil sin manos libres. “Esta campaña de control y vigilancia es esencial para contribuir a reducir las actitudes de los usuarios que implican comportamientos de alto riesgo, que ponen en riesgo la seguridad de la circulación, ponen en riesgo su propia vida, y la vida del resto de usuarios de las vías”, ha subrayado Madueño.

La representante del Ejecutivo ha puesto de manifiesto que “la conducción distraída y/o desatenta se mantiene como primera causa concurrente más frecuente en los siniestros de tráfico en las vías de circulación desde 2017, con mayor intensidad tanto respecto del porcentaje total de siniestros como del porcentaje total de casos con fallecidos”, ha asegurado. También, la subdelegada ha explicado que el uso del teléfono móvil convencional durante la conducción aumenta de forma significativa el riesgo de colisión, siendo este riesgo de entre cuatro y seis veces superior al riesgo en condiciones normales, un riesgo que puede ser equiparable a la conducción por exceso de alcohol”.

La Estrategia Española de Seguridad Vial 2030, de acuerdo con los parámetros de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, identifica como un área estratégica la “tolerancia cero con los comportamientos de mayor riesgo” 4 en consonancia con el enfoque del sistema seguro integrado. La Estrategia aborda la necesidad de actividades de vigilancia y control para reducir el impacto de las conductas de mayor riesgo; Son líneas de actuación prioritarias en ese sentido: aumentar el impacto de la vigilancia mediante una mejor planificación y potenciar la vigilancia de las conductas de mayor riesgo mediante la aplicación de las nuevas tecnologías, en particular, la vigilancia del uso del teléfono móvil.

Con motivo de esta campaña, la DGT hace hincapié en el hecho de que la distracción y la velocidad son un binomio que aumenta muy significativamente los niveles de riesgo durante la conducción. El tipo de accidente más frecuente debido a la distracción es la salida de la vía, junto con el choque con el vehículo precedente y/o atropello de peatones. En el contexto del tráfico cuanto mayor es la velocidad del propio vehículo y/o del resto de vehículos, el margen de reacción que tiene el conductor es menor frente a los imprevistos y más conveniente resulta que el conductor se concentre totalmente en las tareas de conducir y evite todo tipo de distracciones, especialmente, aquellas que suponen apartar la mirada de la vía durante más tiempo, como la manipulación de dispositivos electrónicos para diversas funcionalidades.

Finalmente, la subdelegada ha subrayado que desde la Dirección General de Tráfico se ha solicitado la adhesión a esta campaña, para el control de distracciones en las vías urbanas, a los ayuntamientos de la provincia. “La adhesión y participación de los ayuntamientos en el desarrollo de las diferentes campañas de concienciación, vigilancia y control, contribuye notablemente a reforzar el impacto de la misma”.

Normativa aplicable

La actual normativa considera infracción grave conducir utilizando cualquier tipo de casco de audio o auricular conectado a aparatos receptores o reproductores de sonido u otros dispositivos que disminuyan la atención permanente a la conducción, así como conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación. La citada infracción se castiga con una multa de 200 euros.

También la Ley de permiso por puntos, tras reforma normativa en 2022, modificó el número de puntos que se pierde en relación con el uso del móvil mientras se conduce, pasando de tres a seis puntos, con el siguiente descriptivo: “Utilizar, sujetando con la mano, dispositivos de telefonía móvil mientras se conduce, supone la pérdida de seis puntos’. En los diez primeros años de implantación del permiso por puntos, el diez por ciento de las sanciones impuestas lo fue por utilizar el móvil u otros dispositivos de sonido durante la conducción