Cerca de 90 mujeres se benefician al año del ‘Hotel de Madres’ del Hospital de Jaén

105

SANIDAD
El Hospital Maternal ofrece una estancia permanente para el descanso de las madres con hijos ingresados Para ello, las madres cuentan con dos camas y una sala comedor, además de ofrecerle comidas y un kit de aseo Cerca de 90 mujeres se han beneficiado del ‘Hotel de Madres’ situado la novena planta del Hospital Materno-Infantil de Jaén, donde han podido alojarse para estar junto a sus bebés lactantes que tuvieron que ser ingresados. Este dispositivo facilita una estancia permanente para el descanso de estas madres, y un acceso rápido y permanente a su hijo.
El entorno de los Hoteles de Madres está concebido como un medio facilitador de unión entre madre y recién nacido, cuando éste último ha tenido que quedarse ingresado y por razones de distancia de la localidad de procedencia de la madre o razones económicas, ven dificultada la lactancia materna.
El Hotel de Madres del Hospital dispone de una dotación de dos habitaciones con tres camas cada una y un comedor, como área para la alimentación, de esparcimiento, o
descanso. Así, al incorporarse a este servicio, se le ofrece toda la información que
precisen, un kit básico de aseo y alimentación durante su estancia.
Esta prestación hospitalaria facilita el contacto de la madre con el recién nacido tras el
alumbramiento, dando apoyo, formación y resolviendo aquellas dudas y temores que
se le plantean a la madre en esta situación, favoreciendo la vinculación de la madre
con el recién nacido y el establecimiento, mantenimiento y continuidad de la lactancia
materna. La ocupación media por mujer oscila entre cuatro y seis días.
Además, la Unidad de Enfermería del centro sanitario ofrece sus servicios en caso de
necesidad de las madres alojadas en cuanto a conciliación de citas médicas,
medicación, curas, formación y consultoría.
El alojamiento está reservado para progenitoras que han recibido el alta tras dar a luz
y cuyos hijos están ingresados en Neonatología o UCI Pediátrica. Entre los criterios de
inclusión figuran que estas mujeres estén lactando a sus hijos, ya que el centro
promueve esta práctica entre las madres, y necesiten permanecer en el hospital a
tiempo completo con su bebé o presenten dificultades de acceso al centro, bien por
lejanía desde su lugar de residencia o por cuestiones económicas.
Para la acogida y atención de estas mujeres trabaja un equipo multidisciplinar de
profesionales. El personal de enfermería y médico se ocupa de detectar las necesidades de alojamiento junto con la trabajadora social del área Materno Infantil. El personal de Enfermería valora y adjudica las plazas solicitadas en función de los criterios establecidos y los recursos disponibles, labores a las que se suma las realizadas por el personal de hostelería y de limpieza.