Retirada de la última cabina telefónica en Navas de Tolosa

22

La segunda teniente de alcalde, África Colomo, ha asistido a la retirada de la última de las cabinas de telefonía que se encontraba en la ciudad, en la calle Navas de Tolosa, con lo que se complementa el proceso de descontaminación visual emprendido por el Ayuntamiento que se puso en marcha en marzo, con la cabina de la confluencia de Virgilio Anguita y Martínez Molina. De este modo, se han retirado 37 cabinas telefónicas, de acuerdo con la propietaria de los teléfonos, Telefónica, a través del área de Mantenimiento Urbano.

Este es un paso más dentro del plan de descontaminación visual y eliminación de barreras arquitectónicas que ha puesto en marcha la Administración local por toda la ciudad, como ha explicado la responsable municipal. De igual modo, se atiende la petición de colectivos de personas con problemas de movilidad, ya que suponían un obstáculo. Este programa acaba con elementos, como es el caso de las cabinas, con un uso nulo y que se habían convertido en focos de suciedad, que, además de distorsionar la visión de monumentos, son molestos para el día a día de los viandantes y entorpecen cualquier visita turística, como ha recordado.

Esta tarea correspondió a herreros, electricistas y albañiles que son los responsables de retirar el cableado y devolver la calzada a su aspecto original, en coordinación con la empresa propietaria, que corta el suministro eléctrico. Los encargados de estos trabajos son personal que se ha incorporado a la Administración local en el marco de la Iniciativa Juvenil de Empleo de la Iniciativa Territorial Integrada (ITI) en Jaén. Tras la aprobación por parte del Consejo de Ministros del proyecto de Ley General de Telecomunicaciones (LGT), el Gobierno ha eliminado la obligación de mantener las cabinas en las ciudades, razón que apoya además la decisión del actual equipo de Gobierno.