Avance en el procedimiento para regularizar y dotar de servicios e infraestructuras las viviendas del Puente de la Sierra

99

El concejal de Urbanismo, Francisco Chica, junto a responsables técnicos de la Gerencia, mantuvo una reunión con la directiva y asesores de la Asociación de Vecinos Puente de la Sierra, Puensi, con su presidente, Antonio Carrillo, a la cabeza. El encuentro sirvió para que el colectivo trasladara al Ayuntamiento los avances en su objetivo de regularización de las viviendas de la zona; una tarea que pasa por cumplir los requisitos establecidos por la legislación autonómica para que puedan ser consideradas como inmuebles Asimilados Fuera de Ordenación (AFO) para lo que es clave, entre otras cuestiones, solventar los problemas del saneamiento y los correspondientes vertidos al cauce de los ríos, lo que genera un gran impacto medioambiental y, por lo tanto, aleja a los inmuebles de su normalización, por contar con un informe medioambiental negativo.

Una vez superado esta deficiencia, es posible que estas casas logren el encaje en esta figura normativa, tal y como ha destacado el edil, y dotarlas de servicios e infraestructuras, como si de otras viviendas de la ciudad se tratara. Para ello, se elaborará el correspondiente plan especial que servirá de guía para el desarrollo de este proceso. El  concejal de Urbanismo, Francisco Chica, ha puesto en valor “el gran trabajo técnico y la interiorización de la norma” de la que hace gala Puensi para promover este proceso.

Del mismo modo, el responsable municipal de Urbanismo, ha indicado que, desde el respeto a los plazos que marque cada entidad vecinal para lograr la consideración de sus viviendas como AFO, es preciso aclarar que, una vez que el Ayuntamiento ponga en marcha el correspondiente plan especial de desarrollo de equipamientos y dotación de servicios, es necesario que todos los propietarios se acojan a esta figura para que, de esta forma, “se adapten a la legalidad la totalidad de los inmueble” que, como ha recordado, “está en una situación de alegalidad histórica, entre otras razones, por causar un impacto negativo al entorno”. “Es preciso también tener en cuenta que, en caso de que no sea promovido por los colectivos de propietarios, el Ayuntamiento tiene capacidad legal de impulsar estos planes especiales para dotar la zona de infraestructuras y servicios en aras del interés general”, ha dicho Chica.

La clave de este procedimiento, en el que el Ayuntamiento brinda asesoramiento técnico a los propietarios, estriba en la redacción de un Plan Especial de Adecuación Ambiental que permitirá, entre otros extremos, que estas edificaciones se doten de viario de acceso, agua, electricidad y saneamiento. “Llegada la regularización podrán conseguir esa reivindicación histórica de contar con agua potable municipal en sus viviendas”, ha precisado Chica. “Cuando nos encontramos con un grupo de edificaciones que requieren de elementos comunes para dotarse de infraestructura básica, debe darse respuesta para la totalidad. No cabe la adecuación ambiental solamente para parte del ámbito. Tan importante es dotarse de agua, luz y accesos, como regularizar el saneamiento que ahora tiene un fuerte impacto ambiental”, ha precisado.