Fidel Castillo hace historia en su debut con Ferrari y logra la primera posición en el Campeonato Italiano de Gran Turismo

50

El piloto jiennense de 21 años alcanzó lo más alto del pódium en la penúltima prueba del GT Endurance del Campeonato Italiano de Gran Turismos celebrada este fin de semana en el autódromo de Vallelunga.

Fidel Castillo, que se incorporó recientemente al equipo de Ferrari SR&R hizo su llegada el pasado jueves 15 de septiembre a Vallelunga, donde tendría lugar la carrera. El piloto, que había sido fichado por la escudería a tan solo unos días de la prueba, tuvo que trabajar muy duro y a contrarreloj para adaptarse rápidamente al equipo y al vehículo: un Ferrari 488 Challenge Evo.

Si algo hay que tener en cuenta, es la presión con la que partía Fidel: el equipo se encontraba en ese momento luchando entre las primeras posiciones, y el piloto recién llegado, tendría que compartir con nuevos compañeros el volante de un Challenge Evo que nada tenía que ver con lo que había conducido anteriormente. No obstante, la recepción por parte del equipo, y en especial de sus compañeros: Samuele Butarelli y Lorenzo Cossu, fue bastante buena.

Tanto las pruebas libres del viernes, como las clasificatorias del sábado, no fueron tan bien como se esperaba, un fallo mecánico en la suspensión del vehículo dejó malas sensaciones, dando al equipo una 4º posición. Sin embargo, la gran labor y profesionalidad del equipo mecánico, que tuvo que realizar un viaje de 6 horas de ida y de vuelta, permitió que el vehículo estuviese listo para el día de la carrera.

Llegó el gran día, y el equipo partió 4º siendo Fidel el primer piloto en rodar. Su gran destreza, permitió al equipo remontar y situarse en el 1º lugar. Gracias a la buena labor de sus compañeros, esta posición pudo ser mantenida hasta el fin de la carrera, otorgando al equipo el oro.

Fidel no tiene palabras para expresar lo que siente: “Es increíble, no sé cómo definirlo. Vestir de Ferrari es todo un sueño hecho realidad. Ha sido una semana ajetreada, pero a la vez, increíble. En menos de siete días he sido fichado por una escudería como Ferrari, me he visto con compañeros nuevos y un vehículo totalmente diferente. No voy a mentir, he tenido miedo, pero no he dejado que me dominase. Era mucha presión mantener la posición del equipo, pero se ha logrado. Estoy muy orgulloso de mi y del equipo. Solo puedo dar las gracias, al equipo por la oportunidad, a mi familia por el apoyo incondicional, y a mis patrocinadores Bujarkay, Ascari y Hielo Samoyedo por estar siempre ahí.

Fidel se encuentra actualmente tercero en la clasificación general, y ya tiene el foco puesto en su próxima carrera, que tendrá lugar en el Circuito de Monza el 8 de octubre.