Recta final del programa de cohesión social e inclusión en barrios del casco antiguo y Polígono del Valle

65

El Ayuntamiento de Jaén encara la recta final del programa de cohesión social e inclusión en los barrios de La Magdalena, San Juan y Antonio Díaz, en el casco antiguo, y del Polígono del Valle (incluyendo las 100 viviendas del Bulevar) con la participación de más de 800 personas en distintas acciones formativas y sociolaborales, y que el Patronato de Asuntos Sociales ha impulsado en colaboración con otras áreas municipales y distintas entidades sociales de la capital.

La concejala de Políticas Sociales, Ángeles Díaz, ha destacado el trabajo realizado por los técnicos de la Estrategia Regional Andaluza de Cohesión e Inclusión Social (Eracis) que, junto a las ONGs implicadas, han conseguido que más de 3.500 personas hayan sido atendidas de forma indirecta, participando en las acciones comunitarias para el desarrollo de estas zonas desfavorecidas con actuaciones en materia de convivencia, hábitat, educación, salud, competencias personales o nuevas tecnologías, entre otras. “Podemos estar muy orgullosos del trabajo realizado con unos datos que superan los compromisos iniciales y que hacen que Jaén destaque sobre el resto de ciudades andaluzas que también forman parte de la Eracis”, subraya.

Por ello resalta que un total de 37 participantes han conseguido acceder al mercado laboral mediante contrato y que más de 350 han concluido su formación de manera oficial o con una cualificación profesional. “A partir de ahora seguiremos manteniendo las estructuras creadas en estos barrios de la mano de las entidades colaboradoras para continuar trabajando con los colectivos que tienen mayores dificultades a la hora de formarse y acceder a un empleo, si no fuera por este tipo de programas”, reconoce Díaz. Del mismo modo, insiste en la colaboración entre áreas del Ayuntamiento con el Patronato de Asuntos Sociales y los técnicos de Eracis para impulsar en acciones colaterales los Microproyectos de Inserción Sociolaboral (MIS), por el que personas de estas zonas han recibido una formación remunerada que les permite mejorar su cualificación de cara a su inclusión en el mercado laboral.

La concejala valora que gracias a los MIS se han realizado acciones formativas relacionadas con la limpieza, operarios de jardines o la animación sociocultural, y recuerda que “se trata de una iniciativa impulsada por el este Gobierno municipal que ha sido reconocida como ejemplo de buenas prácticas en servicios sociales en el pasado congreso Tecnosocial 2022 de Málaga”.

Centros sociales comunitarios.- En este sentido pone de manifiesto la importancia de los centros sociales comunitarios para la intervención de proximidad, y que ha permitido pasar del mero asistencialismo a la acción comunitaria. “Las personas usuarias deben ser parte de la solución, por lo que resulta clave crecer en competencias personales que, sobre todo, mejoran la empleabilidad, al mismo tiempo que contribuyen a mejorar los barrios en los que residen, con la transformación del entorno o el fomento de la convivencia o los valores saludables en estas zonas de la capital. Estas medidas han sido posibles gracias a la participación de la Administración local en la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión y la Inserción Social (Eracis), financiado con fondos europeos y con la colaboración de la Junta.