Equipo de excavación del yacimiento de Marroquíes Bajos halla un enterramiento íbero

321

El equipo de una veintena de personas que estos días excava el yacimiento del Bulevar localiza una fosa con dos urnas cinerarias que recogen las cenizas de al menos dos personas; La importancia de estas piezas reside en que forman parte del que sería el primer enterramiento íbero hallado en la ciudad de Jaén.

El Ayuntamiento de Jaén informa de que el equipo técnico y de voluntarios del campo arqueológico urbano que excava el yacimiento de Marroquíes Bajos ha hallado un enterramiento de origen íbero.

El grupo de arqueólogos ha puesto en conocimiento del Patronato de Cultura que en las excavaciones que se realizan esta primera semana de funcionamiento del campo de voluntariado se ha localizado una fosa con un enterramiento en dos urnas cinerarias decoradas. En su interior se encuentran las cenizas de al menos dos personas de edad por el momento indefinida. Los expertos fijan en la época íbera este hallazgo con lo que este yacimiento que el Ayuntamiento impulsa como parque arqueológico alcanzaría un valor histórico y arqueológico incalculable por dos razones: primero porque este sería el primer enterramiento íbero encontrado en el término municipal de Jaén.

La segunda razón es que este hallazgo suma una etapa histórica más a los restos que esconde el terreno. Desde que el Consistorio en esta etapa de Gobierno promueve la puesta en valor de esta parcela situada en el barrio más joven de la capital, el de Expansión Norte, los técnicos, trabajadores y voluntarios de los tres campos arqueológicos realizados han encontrado restos del Calcolítico, de las épocas Visigoda y Romana y también Islámica, con lo que este descubrimiento íbero ratificaría además que este yacimiento ha albergado a pobladores de la ciudad de Jaén de forma ininterrumpida desde hace más de 5.000 años. “Sabíamos de la importancia de apostar por poner en valor como parque arqueológico este espacio que nos está dando una importante información histórica y además nos va a permitir contar a la gente de Jaén y a sus visitantes cómo se vivía en la que ahora es la capital hace miles de años”, sostiene José Manuel Higueras, concejal de Cultura y Turismo.

Junto a una zona rocosa-. Higueras detalla que los voluntarios que excavan la parcela junto al equipo técnico y de arqueólogos han descubierto este enterramiento en una zona de rocas naturales que podría no haber sido elegida al azar para depositar los restos. “Los voluntarios han participado de una forma muy entusiasta en sacar a la superficie estas urnas, puesto que tan solo una semana después de llegar han tenido la suerte de vivir en primera persona un momento que puede ser muy importante para la ciudad y para los investigadores. El Ayuntamiento contará en los próximos días con el apoyo de expertos de la Universidad de Jaén para datar exactamente estos restos y además conocer algunas curiosidades que rodean su aparición.

El III Campo Arqueológico de Voluntariado de Marroquíes Bajos reúne en esta edición a una treintena de voluntarios de distintos puntos, repartidos en dos turnos de 15 personas dirigidos por un equipo técnico. Tiene también un amplio programa de actividades de naturaleza y ocio, como un atractivo más para los participantes, que también tienen la oportunidad de disfrutar de Jaén, con su patrimonio histórico y su entorno natural. Así se celebran visitas guiadas para conocer el patrimonio de la ciudad de Jaén a través de sus monumentos y museos, además de su gastronomía. Entre éstas, una visita guiada a la Casería de Jesús para realizar una cata de aceite, escalada con profesionales en el entorno natural próximo o una visita a las pinturas rupestres cercanas. Este año se suman nuevos patrocinadores como Casería de Jesús y Rocasur, además de los que continúan de ediciones pasadas: Somuvisa, Calderón, Agua Sierra de Jaén, La Marquetería, Asociación Cultural Marroquíes Bajos, además de Iuventa, que participará en las visitas guiadas.

El Parque Arqueológico de Marroquíes Bajos cuenta con una extensión de más de 8.000 metros cuadrados y constituye parte de uno de los asentamientos más importantes del sur peninsular, al ser el centro y origen del poblado Calcolítico. En la actualidad trabaja en ella un equipo técnico del Ayuntamiento del que forman parte varios arqueólogos y una decena de operarios. Junto a ellos se incorporan de forma intermitente personal que procede de colaboraciones con universidades de distintos puntos de España y Andalucía, incluida la UJA.