La plaza de Santa María acogerá el próximo 24 de junio la representación del auto sacramental ‘La cena del rey Baltasar’, de Calderón de la Barca

475

La plaza de Santa María de Jaén acogerá el próximo 24 de junio, a las 22 horas, la representación del auto sacramental ‘La cena del rey Baltasar’, de Calderón de la Barca, bajo la dirección de Antonio Barrios. La entrada será libre, hasta completar aforo.

El Vicerrector de Proyección de la Cultura y Deporte de la Universidad de Jaén, Felipe Serrano Estrella, el deán de la Catedral de Jaén, Francisco Juan Martínez Rojas, el delegado del Gobierno en funciones de la Junta de Andalucía en Jaén, Jesús Estrella, el concejal de Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Jaén, José Miguel Higueras, y en representación de la compañía teatral Álvaro Barrios, han presentado este viernes esta representación, en la Sala Capitular de la Catedral de Jaén.

En su intervención, Felipe Serrano ha explicado sobre el auto que se representará este año, ‘La cena del rey Baltasar’, escrito en 1634, que se trata de un auto sacramental basado en el Antiguo Testamento, en el que el rey Baltasar, entre la idolatría y la vanidad, expone la historia sagrada, menospreciándola. “Se trata de una obra dramática de un solo acto, cuya función es la de ensalzar la fe. Los personajes que intervienen son figuras alegóricas, es decir, símbolos de ideas abstractas, como el Pecado o la Muerte, que representan el pensamiento ortodoxo de aquel momento”, ha explicado Felipe Serrano. El grupo encargado de la representación será la compañía de teatro clásico de Córdoba Teatro Par, que nacida en el año 2002, cuenta con una larga trayectoria teatral, en la que destacan las representaciones de varios autos sacramentales de autores como el propio Calderón de la Barca y Lope de Vega.

Sobre la representación de autos sacramentales

En el contexto de la fiesta del Corpus, el teatro tuvo un gran protagonismo, y en el caso de los autos sacramentales, servían para acercar al pueblo los contenidos teológicos en torno a la Eucaristía. Las representaciones de los autos sacramentales convertían plazas y claustros en una fiesta de los sentidos. En la Plaza de Santa María de Jaén, primero ante la vieja catedral y desde 1688 con el escenario de la majestuosa fachada de Eufrasio López de Rojas,  se representaban los autos sacramentales tanto en las fiestas del Corpus como en las celebradas con motivo de la consagración del nuevo templo en 1660 cuando se representaron dos obras de Calderón: Sacro Parnaso y El Maestrazgo del Toisón que habían sido compuestas solo un año antes (1659) por quien entonces era considerado como la máxima figura del momento, especialmente en el campo del auto sacramental.

A partir de 1765 se prohibieron los autos sacramentales y no fue hasta la primera mitad del siglo XX cuando se rescató su representación de la mano de escritores de la Generación del 27. De hecho, la plaza de Santa María volvió a acoger este tipo de representaciones que materializaban la alta calidad del Siglo de Oro español. Desde 2015, gracias a la iniciativa del Vicerrectorado de Proyección de la Cultura y Deporte de la Universidad de Jaén, el Ayuntamiento de Jaén y el Cabildo de la Catedral, se ha recuperado la tradición y, en esta edición de 2022, se suma la Delegación Territorial de Cultura y Patrimonio Histórico en Jaén.