La plantilla de Enfermería crece en más de 7.500 profesionales de media anual en los últimos tres años

163

El Servicio Andaluz de Salud (SAS) ha incrementado en 1.105 los profesionales medios anuales vinculados a Enfermería entre 2018 y 2021. A éstos, desde el punto de vista estructural, se suman los contratos que se han efectuado para dar respuesta a las necesidades coyunturales existentes, como el abordaje de la pandemia o sustituciones puntuales que ha supuesto un incremento de 6.486 profesionales en los últimos tres años, lo que supone un 147% más.

«Este aumento demuestra la fuerte apuesta de la Junta de Andalucía por la sanidad y el crecimiento de las plantillas», señala el director general de Personal del Servicio Andaluz de Salud, Alberto Fernández. Respecto a las renovaciones efectuadas a los sanitarios en los últimos meses, Fernández recuerda que «en octubre se incrementó un 120% la oferta en Atención Primaria con la renovación de todo el personal de la categoría de Enfermería». En el caso de los médicos, se ofertó el 100% en el ámbito hospitalario y el 120% en Atención Primaria.

Por otro lado, también ha señalado que «se han realizado contrataciones para cubrir las vacaciones de Navidad para poder preservar el derecho de los profesionales al descanso y para que no decaiga la actividad asistencial».

Por último, destaca que «el gobierno de la Junta de Andalucía tiene como objetivo prioritario eliminar la precariedad laboral que existía en los profesionales del SAS». De este modo, se ha pasado a efectuar contratos de larga duración y se han llevado a cabo procesos de estabilización a través de OPES y concursos de traslados.

Concretamente, 41.657 plazas fijas y 25.400 interinidades se han consolidado por OPE, de 2019 a 2022, en el Servicio Andaluz de Salud, lo que supone más de un 67% de la plantilla con la que contaba en 2018. De esta manera, el actual Gobierno ha estabilizado a dos de cada tres trabajadores del SAS, además de integrar las agencias sanitarias, batir todos los récords de contratación y mantener vacías durante meses las bolsas de médicos y enfermeras.