Calendario con 12 ejemplares singulares que dan sombra a distintos rincones de la capital para celebrar el Día el Árbol

414

La concejala de Agricultura, Medio Ambiente y Sostenibilidad, María del Carmen Angulo, ha destacado la importancia de celebrar el Día del Árbol, una celebración internacional, promovida por la Organización de Naciones Unidas, a la que se suma el Ayuntamiento de Jaén ya que, como ha destacado la edil, “es importante recordar el papel que juega nuestro rico patrimonio verde en el presente y futuro de la ciudad”.

No en vano, ha recordado, el término municipal jiennense está alfombrado por un espacio forestal que ronda las 4.000 hectáreas, a las que hay que añadir los cultivos. Entre las medidas programadas por la Administración local, la concejala ha destacado la edición de un calendario medioambiental, que será distribuido entre los centros educativos y colectivos, que está ilustrado con imágenes del Catálogo de Árboles Singulares de la Ciudad de Jaén y que tiene insertado un Código QR con información sobre el inventario de arbolado de la capital, que ha elaborado por primera vez el Ayuntamiento. Angulo explica que se ha elegido un ejemplar por mes. Enero está dedicado a la yuca pie de elefante, uno de los símbolos de la Plaza de Los Jardinillos.

En febrero, se recuerda uno de los olmos del Cementerio de San Eufrasio; marzo está dedicado a un bello álamo blanco, que da sombra al coqueto parque de La Alameda, uno de los lugares más queridos por los jiennenses. En abril, se invita a la ciudadanía a buscar la espigada palmera washingtonia de la Plaza de las Batallas. En mayo, la instantánea elegida corresponde al árbol botella de la Senda de los Huertos. Un cedro, que tiene su hogar en Jabalcuz, es el símbolo del mes de junio, mientras que en julio, el árbol seleccionado es un alto ciprés del Cementerio de San Eufrasio. Una encima, en la Plaza de la Constitución, es la protagonista de agosto. El Parque de la Concordia y su acacia de Japón es el motivo que ilustra septiembre. En octubre se apuesta por una de las yucas de los Jardines del Banco de España, singular obra arquitectónica que Moneo creó para la capital.

Jabalcuz, de nuevo, aparece en el calendario, esta vez, con un palmito que es el motivo del mes de noviembre y, para diciembre, se apuesta por un pino del idílico Parque del Seminario. “Es un pequeño repaso por el extenso catálogo de árboles de Jaén, un inventario que, por primera vez está disponible, a disposición del personal encargado de su cuidado y de la ciudadanía, del que forman parte 24.633 ejemplares”, ha dejado claro la edil. Los datos están disponibles en el enlace de Geovisión http://jaen-rbu.fccma.com/#/es/ , elaborado por la concesionaria FCC, a instancia del Ayuntamiento, para que los usuarios y usuarias del sistema puedan consultar datos relativos a la masa arbórea. Este inventario es una herramienta ágil que permite gestionar el patrimonio verde actual y determinar dónde hay necesidades, algo clave en la actual campaña de plantación, que ya ha permitido incrementar el número de árboles de la ciudad en más de 1.200 en este último año.

Tal y como ha recordado la concejala, en Jaén hay inventariados 24.633 árboles urbanos que forman parte del patrimonio municipal. La especie mayoritaria, ha concretado, es el aligustre (ligustrum japonica), con 2.569 ejemplares. Le siguen el pino carrasco (pinus halepensis) con 2.340 unidades; el naranjo amargo (citrus aurantium), con 2.143; el almez (celtis australis), con 1.550; plátano de sombra (platanus hispánica), con 1.529 ejemplares; el olmo de Siberia (ulmus pumila), 1.131 ejemplares; árbol del paraíso (melia azedarach), 823 unidades; olmos herreros de Persia (ulmus umbraculifera), 644 unidades, y árbol del amor (cercis siliquastrum), con 574 unidades. Además, en la ciudad y el resto de zonas urbanas del término hay presencia de ciruelos mirobolanos (prunas pisardii); falsas acacias (robinia pseudoacacia); braquititos rosados (brachychiton sp); jaboneros de la China (koelreuteria paniculada); árboles de la lluvia chino (koelreuteria bipinnata); catalpas (catalpa bignonioides); cipreses (cupressus semprrvirens); catalpa manchuriana (catalpa bungei), y palmeras de diferentes especies. También cabe mencionar, tal y como ha dejado claro la responsable municipal, otras especies ubicadas en calles, parterres y parques de la ciudad que, a pesar de ser minoritarias y estar presentes con un bajo número de ejemplares, aportan al medio ambiente e incrementan la biodiversidad del término municipal, como el árbol de los cuarenta escudos o nogal de Japón (ginkgo biloba); liquidámbar (liquidambar styraciflua); peral de la flor (pysus calleryana); el palo borracho (chorisia speciosa) o la jacaranda mimosifolia.