Indignación en el PP por la denuncia de la «compra falsa» de votos, Operación Padilla

240
OPERACIÓN PANDILLA

El alcalde de Jaén, Agustín González señala que “es el momento de Julio Millán sea consecuente y transparente” con los hechos sobrevenidos de la Operación Pandilla y afirma: “No todo vale en política”.

Le pregunta a Julio Millán hasta dónde puede llegar la “mezquindad humana”, presentando una denuncia falsa contra dos personas honradas y honestas, con el único interés de “tratar de manipular los resultados electorales”

Confirma que hay dos detenidos por ser sospechosos de haber hecho un montaje para intentar inculpar a Antonio Losa y Manuel Palomares con una supuesta compra de votos. Uno de los detenidos, según la policía, es “coleguilla” de Julio Millán

El alcalde de Jaén, Agustín González ha comparecido en rueda de prensa para informar sobre las novedades del ya denominado “Operación Pandilla”, resultado de un supuesto montaje con el que se trataba de implicar a Antonio Losa y Manuel Palomares en una presunta compra de votos para las elecciones municipales del 28 de mayo. Según una noticia publicada en un medio a nivel nacional ya hay dos detenidos por esta trama y, lo más grave, es que uno de ellos, según la policía, “es coleguilla del señor Julio Millán” quien, supuestamente, había favorecido la contratación de esta persona en una empresa de construcción que trabajaba para el Ayuntamiento, según consta en las comunicaciones registradas.  

González ha recordado la terrible noche de la jornada de reflexión previa al 28M cuando saltaba una noticia que enseguida inundaba las redes sociales y los grupos de Whatsapp, poniéndose en duda la honorabilidad y honradez de Palomares y Losa por la supuesta compra de votos para el Ayuntamiento de Jaén, manchando su reputación. “¿Tan lejos puede llegar la mezquindad humana?”, se ha preguntado el alcalde de Jaén,  siendo alguien capaz de presentar una denuncia falsa contra dos personas honestas con el único interés de tratar de manipular los resultados electorales”.

Los entonces concejales del PP de Jaén se personaron aquella noche en las dependencias policiales, mostrando en todo momento transparencia y colaboración, dejando sus móviles a disposición de la policía, además de presentar una denuncia por delito de injurias, calumnias e imputación de un delito falso. Finalmente, la denuncia fue archivada al comprobarse que se basaba en un montaje “bastante burdo” si bien, estos hechos alteraron la opinión pública y, por tanto, el resultado electoral. Ahora, y dado que la policía liga a uno de los sospechosos con Julio Millán, el dirigente popular ha dicho que “espero, por el bien de Jaén, que esto no sea verdad, que el señor Millán no haya tenido nada que ver con el supuesto montaje con el que trataban de acusar a nuestros dos compañeros de una supuesta compra de votos”. Y ha apostillado que “no todo vale en política y quien crea que en política vale todo no debería dedicarse a ella; en la vida es más importante conciencia que poder”.

Afortunadamente, gracias al trabajo “pulcro y sin descanso de la policía”, se ha “desnudado” la supuesta compra de votos del PP en Jaén, y se señala claramente que fue un montaje de un “coleguilla” del candidato a la Alcaldía del PSOE, según el medio nacional. En este sentido, González ha recordado que durante la campaña electoral siempre pidió “honestidad, honorabilidad, honradez y responsabilidad” pues debe ser la esencia de un responsable político. Por eso hoy “siento pudor, vergüenza ajena e indignación porque aquella noche se perpetró un montaje con el que se trató de manipular a la opinión pública afectando a unas elecciones municipales”. Aquella noche, ha continuado, “se calumnió, se falsificó, se injurió y se puso en duda la reputación de Losa y Palomares”. Afortunadamente, su honorabilidad ya está fuera de toda duda, pero “¿alguien reflexionó aquella noche, aunque fuese cinco minutos? Y hoy, “¿alguien ha pedido disculpas, alguien ha escuchado al señor Millán pedirle perdón?”, porque han pasado seis meses de aquello y ahora “quién repara el honor de estos dos políticos honrados, y quién cura su dolor y el de sus familiares y amigos”.

Pese a todo, pese a conocer por este medio nacional las conclusiones del atestado policial, pese a saber que se archivó la denuncia en contra de Palomares y Losa, y pese a haber dos detenidos por el supuesto montaje, “hoy Julio Millán, según la noticia, sigue poniendo en duda su honor y el trabajo policial, pues el PSOE ha pedido en el juzgado que se realicen más pruebas, que se vuelvan a pedir sus móviles”. Se ve – ha añadido- “que no les basta con el daño causado”. Sin embargo, González ha dicho que es momento de dar respuestas, de no echar balones fuera, de dejar de echarle la culpa a otros, de entender que los hechos y las decisiones tienen consecuencias y hay que ser transparente y consecuenteEstamos aquí para hacer el bien y mejorar la vida de nuestros vecinos y hoy quisiera que nada de esto hubiera pasado, pero ha pasadoestamos ante un caso muy grave y ahora solo nos queda esperar y seguir confiando en la justicia y en la policía para que sepamos toda la verdad”.