Profesionales de cocinas del Hospital de Jaén participan en un taller de cocina árabe

249
COCINA HOSPITALARIA

Profesionales de las cocinas del Hospital Universitario de Jaén se han formado en un taller práctico, que se viene desarrollando en varias sesiones durante este año, de cocina árabe aplicada al ámbito hospitalario, que tiene como objetivo incrementar los conocimientos de la gastronomía de diversas culturas de estos profesionales y aprenden su elaboración para incorporar esas recetas en su práctica diaria. La docente ha sido la cocinera Layla Makhoukh N’guer.

Así, los participantes, tanto en las cocinas del centro Médico-Quirúrgico y Maternal, como Neurotraumatológico,  han aprendido a elaborar platos típicos de esta cultura, entre ellos, tabule, cuscús, pescado, cordero, así como de repostería como baklaba, entre otros.

Este taller forma parte del Plan de Formación del Hospital Universitario de Jaén, que desarrolla cursos para la mejora continua de sus profesionales.

Los platos que se preparan en las cocinas del centro sanitario son coordinados por las unidades de Endocrinología, Nutrición y Dietética y los servicios de hostelería de los hospitales públicos que tienen en cuenta las necesidades de los pacientes y las costumbres gastronómicas de la provincia de Jaén.

La elaboración de estos menús tiene en cuenta las necesidades dietéticas de cada persona, y bajo la supervisión y control de estos profesionales, que son los responsables del seguimiento y control de los alimentos que se ofrecen a todos los pacientes ingresados en las diversas plantas.

Estas dietas se realizan siempre con alimentos saludables y apetecibles que procure un bienestar físico y psíquico y, a su vez, contribuya a la recuperación del estado de salud de los pacientes.

Estos centros igualmente elaboran platos especiales en otras jornadas especiales, nacionales, regionales o locales, como Navidad y Año Nuevo o Semana Santa. Además, durante el verano, las cocinas del Hospital Universitario de Jaén adaptan la dieta, siempre que sea posible, a la época estival, elaborando menús más ligeros que faciliten la digestión en la temporada de altas temperaturas.

Entre lo platos que se preparan destacan platos como el melón con jamón, salpicón de marisco, gazpacho, salmorejo, ensalada campera, pipirrana, ensalada de pasta, mixta, y manteniendo los platos típicos, que por su propiedades nutricionales, garantizan el equilibrio en una dieta sana que mejore la estancia de los pacientes en cada uno de los hospitales.