Domínguez exige a Reyes que “acepte de una vez los resultados electorales” con los que Jaén pidió el cambio

271
POLÍTICA MUNICIPAL
Erik Domínguez lamenta que desde el pasado sábado el PSOE únicamente sepa hablar desde el rencor por haber perdido sillones y defiende un acuerdo por Jaén que es “totalmente legítimo y conforme a derecho gracias al cual ganan los jiennenses”.
El presidente provincial del Partido Popular de Jaén, Erik Domínguez ha exigido a Reyes que asuma de una vez los resultados electorales del pasado 28 de mayo porque es “bochornosa” su actitud en contra de todo lo bueno que está por llegar a la provincia de Jaén. Domínguez ha lamentado las palabras cargadas de rencor que Reyes y el resto de dirigentes del PSOE de Jaén llevan vertiendo desde el pasado sábado en contra de los jiennenses que son los que eligieron en las urnas el cambio en la provincia de Jaén.
“Reyes, Millán y otros compañeros del Partido Socialista están tratando de quitarle a los jiennenses su legitimidad por su incapacidad para aceptar unos resultados electorales que, como en Andalucía en 2022, castiga al PSOE por todas las barbaridades que han hecho amparados por una superioridad que creían indestructible”. En este sentido, el dirigente popular ha exigido a Paco Reyes más rigor y seriedad, que acepte lo que democráticamente los jiennenses eligieron en las urnas porque “con su pataleta de patio de colegio están elevando la crispación y generando discordia desde el primer día, lejos de la política que ha demostrado el alcalde de Jaén, Agustín González, quien ya en su discurso de investidura demostró mano tendida con todos los dirigentes”.
En este sentido, ha advertido que es “muy poco ético” no aceptar los resultados electorales y tratar de sembrar dudas sobre un acuerdo, en este caso el del Ayuntamiento de Jaén, que es democrático y de derecho, tal y como ellos hicieron en el año 2019 con Ciudadanos pero con una salvedad, “entonces el acuerdo era por conseguir un sillón y ahora ha sido por traer a la provincia de Jaén lo que ellos no han sido capaces de lograr en 40 años”. Por ello Domínguez ha calificado de intolerables las declaraciones de Reyes a quien parece molestarle mucho que el Partido Popular esté dispuesto a trabajar por y para Jaén, tal y como siempre ha dicho el presidente andaluz, Juanma Moreno quien se comprometió y puso como objetivo prioritario desde el primer momento que alcanzó la presidencia de la Junta a la provincia de Jaén, precisamente para saldar una deuda pendiente con ella tras 40 años de socialismo.
Pero es una obviedad que a Reyes “solo le importan los sillones” y por eso no es capaz de asumir que lo mejor está por llegar a la provincia de Jaén y que no es precisamente gracias al Partido Socialista, un partido bajo cuyas siglas pesa la losa del mayor caso de corrupción de Andalucía y de España que son los ERE, y otros que se siguen investigando tanto en sede judicial como dirimiendo políticamente en comisiones de investigación en el Parlamento como es la Faffe. Por eso Domínguez le pide a Reyes que muestre “más respeto antes de lanzar ningún tipo de acusaciones”.
Desde que Reyes y Millán sintieron que eran derrotados en las urnas “no han cesado en su empeño de maquillar los resultados, de intentar desviar la atención para que no se hable de que cinco de siete comarcas las gobierna el PP, que nuestros concejales representan al 64% de la población de la provincia, de que hemos ganado 28 alcaldías más que en 2019, que gobernamos en los Ayuntamientos de los municipios más importantes de la provincia, y que nos hemos quedado muy cerca de sacar a este socialismo sin escrúpulos de la Diputación”. Por tanto, lo que debe de hacer Reyes, en opinión de Domínguez, es “ponerse a trabajar ya desde la oposición, con lealtad hacia los jiennenses que es lo que ya estamos haciendo nosotros para lograr conquistar la Diputación dentro de cuatro años”. Porque el PP sí asume sus resultados, “y estamos muy orgullosos de que el cambio haya llegado a la provincia, de que la hegemonía del PSOE esté en sus últimos momentos, y de que hayamos podido cerrar un acuerdo por Jaén con el que gana la provincia y, por tanto, gana la capital”.