El Museo de Almería acoge la exposición procedente del Museo Íbero “Fuego y Arena: el vidrio en la antigüedad”

577

EXPOSICIÓN

Los delegados de Turismo, Cultura y Deporte de Jaén y Almería han asistido a la presentación de esta muestra compuesta por 111 objetos.

El Museo de Almería estrena la exposición itinerante ‘Fuego y Arena: el vidrio en la Antigüedad’. Se trata de una muestra que está compuesta por 111 objetos que llegan del Museo Íbero de Jaén y que estará abierta al público durante todo el verano.

Los delegados de Turismo, Cultura y Deporte de Jaén y Almería, José Ayala y José Ángel Vélez, han asistido a la presentación de la muestra junto a la comisaria de la exposición y directora del Museo Íbero de Jaén, Concepción Choclán, y la directora del Museo de Almería, Tania Fábrega.

La exposición plantea un recorrido desde los inicios del uso del vidrio en los siglos VIII-IV a.C, momento en que comienzan a llegar por mar a la Península Ibérica de la mano de comerciantes fenicios, hasta su gran expansión coincidiendo con el desarrollo de la técnica del soplado ya en el periodo romano. En la muestra, que ya puede ser visitada, se puede disfrutar de una cuidada selección de piezas que provienen de yacimientos arqueológicos localizados en las provincias de Córdoba, Jaén, Málaga, Sevilla, Cádiz y Almería. La exposición está compuesta por piezas como pequeños amuletos en pasta de vidrio, ungüentarios, cuentas de collar, jarritas, cuencos, urnas, copas, ollitas, así como botellas, platos y jarras, destacando todas por su gran calidad técnica.

Durante la presentación, se ha destacado “el valor del vidrio que ha ido acompañado a la evolución de la tecnología cuando se trata de un material tan básico compuesto por agua y arena”. Se ha recordado, que en la actualidad sigue siendo uno de los materiales más usados para conservar los alimentos, bebidas y perfumes.

La exposición ha llegado hasta el Museo de Almería tras pasar con anterioridad por el Museo Íbero de Jaén. Uno de los motivos de su puesta en marcha es que la Asamblea General de la ONU declaró el año 2022 como el Año Internacional del Vidrio con objeto de visibilizar su importancia científica, económica, ambiental y cultural como «elemento transformador de la humanidad» y así «celebrar su historia y su futuro». Con esta declaración se ha tratado de concienciar sobre este preciado material, uno los más extraordinarios usados para la fabricación de objetos. Esta exposición recibió 20.000 visitantes en los nueve meses en los que permaneció expuesta en el Museo Íbero de Jaén.