CSIF denuncia en una concentración ante la Inspección de Trabajo la falta de personal y de medios

26

CONCENTRACIÓN

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, se ha concentrado en todas las sedes provinciales de la Inspección de Trabajo de Andalucía para denunciar la caótica situación que sufre este organismo por la escasez de plantilla, en Jaén hay un 13% de la RPT que no está cubierta entre puestos de Inspectores, Subinspectores y Puestos de Estructura, y, además, el déficit de recursos técnicos y materiales. Por este mismo motivo, CSIF, junto al resto organizaciones sindicales con representación en la Inspección, tiene previsto celebrar una jornada de huelga el próximo miércoles 25 de enero.

El sindicato denuncia el incumplimiento por parte del Gobierno central del acuerdo de julio de 2021, en el que se acordó adoptar medidas para paliar problemas diarios de la Inspección de Trabajo ante la escasez de plantilla. En concreto, el Ejecutivo se comprometió a solucionar las graves carencias de personal y la falta de carrera profesional que contribuye a que muchos inspectores de Trabajo abandonen el organismo. Otra promesa por parte de la Administración fue la dotar a la Inspección de los instrumentos necesarios para dar respuesta de una forma ágil a las demandas de la ciudadanía.

Sin embargo, la falta de personal y de medios continúan casi dos años después de la firma de este acuerdo y se traducen en el aumento de la carga de trabajo que soporta la Inspección, la ausencia de carrera profesional, de reconocimiento de las funciones desarrolladas y de una relación de puestos de trabajo actualizada y justa.

En la actualidad hay unos 2.200 trabajadores de inspección activa y otros 800 de personal de apoyo en todo el país, lo que se traduce en que la Inspección de Trabajo recae sobre una plantilla de 3.000 personas, mientras que hay 20 millones de afiliados a la Seguridad Social, 1,4 millones de empresas y 10 millones de pensionistas.

A pesar de estas cifras, CSIF lamenta que se haya quedado sin ejecutar más del 20% del presupuesto para Inspección de Trabajo asignado para 2022, desaprovechando así “una oportunidad singular” para cumplir con las medidas comprometidas en el acuerdo.

Plantilla sobrepasada

CSIF logró en abril -como parte del acuerdo de 2021- que la Administración General del Estado (AGE) se comprometiera a un primer refuerzo parcial de la plantilla de la Inspección de Trabajo y a mejorar sus condiciones laborales. En concreto, se acordó la puesta en marcha este año de un Plan Extraordinario para retribuir el rendimiento y la actividad de personal, con una dotación presupuestaria de seis millones de euros, que se concretaría en una productividad adicional en la nómina de los trabajadores/as.

Además, la AGE se comprometió a establecer en las ofertas anuales de empleo público unas tasas de reposición suficientes para garantizar el reforzamiento del servicio. De manera adicional, se procedería a la asignación inmediata de 200 plazas para ser cubiertas con personal interino hasta que se llevara a cabo la provisión legal de los puestos de trabajo vacantes.

Sin embargo, la puesta en marcha de estas medidas de urgencia no ha evitado que la situación de la Inspección siga empeorando día a día, con una plantilla que continúa totalmente sobrepasada. El Ministerio de Trabajo y Economía Social tiene que dejar de lanzar mensajes triunfalistas y acometer soluciones estructurales o la Inspección de Trabajo colapsará.