110 efectivos preparados para el mantenimiento de las carreteras autonómicas en el Plan de Vialidad Invernal de la provincia

418
PLAN INVERNAL

El operativo cuenta con 40 vehículos disponibles para actuar en caso de fenómenos meteorológicos adversos. El delegado de Fomento presenta el dispositivo que se desplegará en los 1.500 kms de Red Autonómica del territorio jiennense.

110 efectivos trabajarán por el buen estado y mantenimiento de las carreteras de la provincia dentro del Plan de Vialidad Invernal que la Junta de Andalucía ha organizado para hacer frente a las nevadas y heladas del próximo invierno a lo largo de los 1.500 kilómetros de vías pertenecientes a la Red Autonómica que hay en la provincia, con especial incidencia en los 683 kilómetros más susceptibles de sufrir fenómenos meteorológicos adversos. El delegado de Fomento, Ordenación del Territorio y Vivienda, Miguel Contreras, ha sido el encargado de presentar este dispositivo en el Centro de Conservación de Carreteras situado en Peal de Becerro.

El delegado territorial ha puesto en valor “la profesionalidad y entrega de los trabajadores responsables de mantener las carreteras de la provincia en las condiciones óptimas para garantizar la seguridad vial en condiciones adversas con motivo de las inclemencias meteorológicas durante los meses que van desde noviembre hasta abril”. El objetivo de este dispositivo es evitar la formación de placas de hielo con carácter preventivo; minimizar las perturbaciones al tráfico como consecuencia de las nevadas, así como su duración; garantizar la información al usuario con antelación suficiente y asegurar la atención a los ocupantes de los vehículos cuando sea necesario.

De los 110 efectivos dispuestos para la provincia de Jaén, 84 trabajan de forma directa en las conservaciones integrales, mientras que 26 lo hacen de forma indirecta, sirviendo de apoyo puntual durante la campaña. Además de estos profesionales, el Plan de Vialidad Invernal de la provincia cuenta con 9 camiones con hoja quitanieves y extendedora de fundentes; 3 camiones de apoyo para abastecimiento de sal; 8 retromixtas con hoja quitanieves; 2 motoniveladoras con hoja quitanieves; 4 camiones y 5 tractores con extendedora de fundentes; 3 furgones de caja abierta; 3 furgonetas de vigilancia y 3 vehículos todoterreno.

“Cuando se alcanza el nivel de emergencia, todo el personal de las conservaciones está preparado para combatir las inclemencias meteorológicas”, ha explicado Miguel Contreras. Además, el delegado ha avanzado que, en caso de que los medios mecánicos disponibles no sean suficientes, la vialidad de las carreteras estará garantizada con el apoyo de más retroexcavadoras y palas cargadoras.

El delegado de Fomento ha explicado que, en caso de restricción de tráfico o uso de cadenas, el protocolo de actuación del Plan de Vialidad Invernal establece el despliegue de equipos para realizar tratamientos preventivos cuando se recibe el aviso de nevadas. Además, se comienza con la distribución de los equipos quitanieves en puntos sensibles, que son aquellos donde se conoce con certeza que la probabilidad de nieve en la calzada sea alta. Conjuntamente con la Guardia Civil, a quien Miguel Contreras, ha agradecido su apoyo y colaboración, se procede al establecimiento de restricciones de tráfico en las vías afectadas y, si procediera, se realizarían embolsamientos de vehículos, especialmente los pesados, para que el trabajo de las quitanieves sea eficaz y evitar así el bloqueo de las calzadas. “El dispositivo organizado en torno a la vialidad invernal en nuestras carreteras está preparado para dar respuesta a las incidencias que puedan producirse, en base a la experiencia y al trabajo de los profesionales”, ha subrayado el delegado.

Limpieza de drenaje

Paralelamente, Miguel Contreras ha destacado que la vialidad invernal también incluye las actuaciones en las carreteras como consecuencia de inclemencias meteorológicas diferentes a las heladas o la nieve. Entre estas actuaciones se incluye la limpieza de barro en el sistema de drenaje y la calzada o la caída de árboles, entre otras. “Desde el mes de septiembre, la delegación territorial de Fomento, Ordenación del Territorio y Vivienda, a través de su servicio de carreteras, está ejecutando la mejora del drenaje de la red en previsión de las lluvias del invierno”, ha señalado. En este sentido, el delegado ha indicado que, con una media de 40 empleados al día, se emplean retroexcavadoras mixtas, camiones y sistemas de limpieza con chorro de agua a presión, además de contar con personal de ayuda y señalización. Unas operaciones que han finalizado en el mes de octubre y que han servido para limpiar más de 4.500 ml de obra de drenaje transversal y más de 20.000 ml de cuneta. Esta actuación ha supuesto una inversión de 550.000 euros.

Características de la provincia

Con una altitud media de 733 metros, las precipitaciones en la provincia de Jaén son de 630 litros al año, siendo más frecuentes las nevadas en los meses de enero, febrero y marzo en las zonas situadas a más de 900 metros de altitud. Los puntos más significativos en lo que a vialidad invernal se refiere son la zona norte (perteneciente al Centro de Conservación de Beas de Segura), la zona sur (Centro de Conservación de Úbeda), zona sureste (Centro de Conservación de Peal de Becerro) y zona oeste (Centro de Conservación de Jamilena).

Los 683 kilómetros que tienen mayor incidencia a la hora de sufrir fenómenos meteorológicos adversos invernales están repartidos entre las cuatro zonas en las que se divide la Red Autonómica de carreteras. Cada una de ellas dispone de un Centro de Conservación integral, con una superficie de 7.000 m2 para el acopio de material y resguardo de vehículos, así como un edificio de oficinas en cada uno de ellos. El material fundente que se utiliza para combatir la nieve es el cloruro sódico, que es óptimo hasta temperaturas por encima de -15ºC. Por debajo de ésta, habría que utilizar cloruro cálcico, aunque solamente se ha alcanzado excepcionalmente en años anteriores en la zona de Santiago-Pontones. Para abastecer de fundentes al equipo que utiliza la abonadora, se utiliza sal paletizada en sacos de 25 Kg que facilitan su manejo por parte del personal de la conservación.

En los últimos años se viene gastando próximo a 1.500 Tn. Actualmente ya se ha hecho acopio de 500 Tn para afrontar el inicio de la vialidad invernal 2022-2023. En total, el coste medio de este plan es de entre 2,3 y 2,5 millones de euros incluyendo las actuaciones preventivas y curativas.