Cultura autoriza la restauración de las vidrieras de la Catedral de Jaén

45

La Junta de Andalucía destina una subvención de casi un millón de euros para mejorar las cristaleras de la gran obra de Vandelvira. La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Jaén informa favorablemente sobre la intervención solicitado por el Cabildo.

La Consejería de Turismo, Cultura y Deporte ha autorizado la restauración de las vidrieras de la Catedral de Jaén, lo que supone dar el visto bueno a la solicitud de conservación presentada por el Cabido gracias a una subvención de casi un millón de euros concedida por la Junta de Andalucía. La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico, en sesión celebrada en el día 1 de septiembre, informó favorablemente el “Proyecto de Conservación y Restauración de las Vidrieras de la Santa Iglesia Catedral de la Asunción de la Virgen”, el cual tuvo entrada en la Delegación Territorial con fecha 18 de agosto de 2022, en cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 33.3 de La Ley 14/2007, de 26 de noviembre, del Patrimonio Histórico de Andalucía.

La Iglesia Catedral de la Asunción de la Virgen está inscrita en el Catálogo de General del Patrimonio Histórico Andaluz (CGPHA) como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de Monumento recogido en el Decreto de 3 de junio de 1931, por el que se declara Monumento Histórico-Artístico con carácter nacional la Iglesia Catedral de la Asunción de la Virgen, publicado en la Gaceta nº155 del 4 de junio de 1931. La Iglesia Catedral de Jaén está dedicada a la Asunción de la Virgen desde la consagración de la antigua Mezquita Mayor de la ciudad musulmana en 1246, tras la conquista de la misma por el rey santo Fernando III de Castilla.

La Catedral actual, cuya construcción se prolongó durante varios siglos, fue concebida en el siglo XVI para sustituir el anterior templo gótico. Destacan su sala capitular y su sacristía, obra cumbre de Andrés de Vandelvira, y una de las obras más importantes del renacimiento español; su fachada principal, una de las principales obras del barroco español; así como el coro neoclásico, debido a su belleza y al gran número de sitiales que lo convierten en uno de los más grandes de España. En su interior se custodia, entre otras obras de arte y objetos religiosos, la reliquia del Lienzo del Santo Rostro, que se expone a veneración pública de los fieles todos los viernes. El Cabildo de la Iglesia Catedral de Jaén, como promotor, solicita, con proyecto de restauración y conservación redactado por técnico competente, la intervención en las vidrieras que se encuentran en la nave sur, fachada del altar mayor, nave norte, fachada principal, cimborrio, pudridero, sentinis, zona de museos y en la Iglesia del Sagrario.

En total se van a intervenir 85 vidrieras, quedando excluidas las situadas en la mitad oeste de la fachada sur y en el cimborrio, restauradas recientemente por el Ministerio de Cultura, aprovechando las obras de emergencia en la cubierta de la Catedral. Todas las vidrieras quedaron protegidas por mallas de acero galvanizado de nueva factura. El proyecto se llevará a cabo contando con un equipo multidisciplinar. En el año 2008 se inició el procedimiento para que la Catedral de Jaén fuese declarada Patrimonio de la Humanidad, al considerarse que sirvió de modelo para la construcción de otras catedrales de España y América. El 27 de enero de 2012, fue inscrita en la Lista Indicativa de España del Patrimonio de la Humanidad, en la categoría de bien cultural. Como paso previo para conseguir que tal proyecto se haga realidad, y sea designada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, es imprescindible, entre otros requisitos, un Consejería de Turismo, Cultura y Deporte Delegación Territorial en Jaén óptimo estado de conservación, lo que requiere, con carácter prioritario y urgente, la restauración de las deterioradas vidrieras de la Catedral.

Por ello, mediante Orden de 30 de diciembre de 2021, la Consejería con competencias en Cultura y Patrimonio Histórico dispuso la concesión de una subvención directa, de carácter excepcional, por importe de 915.330,88 euros, a la Santa Iglesia Catedral de Jaén para la ejecución del “Proyecto de conservación-restauración de las vidrieras de la Catedral de Jaén”. El proyecto presentado documenta los principales daños que se han constatado, que son fracturas de vidrios, deformaciones y carbonatación de los plomos, deformaciones y oxidación de los bastidores, varillas de sujeción y demás elementos de hierro, deposiciones de suciedad de diversa índole en ambas caras de los paneles, pérdida de las capas pictóricas, pérdida de paneles completos y pérdida generalizada de material de sellado y añadidos discordantes. La ubicación propia de los vitrales en un ambiente con gran exposición a los agentes atmosféricos, en especial fuertes vientos, ha provocado el estado actual de deterioro. Todo ello se traduce en un grave peligro para las personas, así como para la preservación del inmueble. Uno de los aspectos más interesantes del proyecto desde el punto de vista histórico-artístico es la descripción por tipología y autores. Así, las vidrieras translúcidas (compuestas por vidrios emplomados) correspondientes al gusto clasicista de los siglos XVI al XVIII serían de Pedro Sol (vidriero madrileño) y Juan González.

El programa decorativo de las vidrieras de la Catedral se inicia en 1910 gracias a un sistema de donaciones, recogido en el Libro de Actas del Cabildo Catedralicio. Las vidrieras decorativas (vidrios emplomados con decoración pictórica) pertenecen al taller vidriero La Veneciana y a la Casa Maumejean. El proyecto profundiza en estos cuatro talleres vidrieros que son los que participaron a lo largo del tiempo en la decoración de los huecos de la Catedral de Jaén. La Comisión Provincial de Patrimonio Histórico ha valorado muy positivamente esta actuación, pues profundiza en los bienes que van a ser tratados para abordar de forma rigurosa la actuación en el preciado BIC, como un paso más en la restauración integral del monumento y en esa ansiada y merecida declaración de la Catedral de Jaén como Patrimonio de la Humanidad.