CCOO reclama soluciones para el centro “Carmen de Michelena

609

Desde el sindicato lamentamos el triste incidente ocurrido en Centro de Menores, “Carmen de Michelena” de la capital, donde una serie de menores se amotinaron, acorralando a los monitores/as y al vigilante. Este episodio no es algo nuevo en este Centro, sobre todo desde el año 2010 por varios factores como el efecto llamada, que hace que se dupliquen los menores que vienen a nuestro país y la falta de inversiones en la protección de los mismos que hacen que falten medios técnicos y humanos. CCOO alerta del desbordamiento y exige respuestas con garantías, para los menores y los profesionales que trabajan diariamente para atender a estas personas, que se ven incapaces de atender razonablemente a los jóvenes, a pesar de su desvelo y su voluntad, debido a la enorme sobrecarga de trabajo y el estrés al que se ven ocasiones sometidos.

En el caso del centro “Carmen de Michelena” de Jaén, la situación se ha vuelto insostenible, que en ocasiones han sufrido algo más del doble de la capacidad del edificio que son 21, esto conlleva un hacinamiento que acelera los casos de agresividad, por ser imposible separar espacios para los distintos perfiles de menores, que por su dura trayectoria vital, hace necesaria una atención muy especializada que actualmente no se les está prestando de forma adecuada.

CCOO denuncia la escasez de profesionales que está llevando a las trabajadoras y trabajadores de los centros al agotamiento extremo, tanto física como psíquicamente. A esto hay que añadir la falta de cobertura de vacantes en Centros de Menores y en Residencias de Mayores de la Provincia, dependientes de la Delegación de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, siendo un caso grave por la falta de vacantes dotadas y sin cubrir en Jaén.

Teniendo en cuenta que este hecho no es puntual, sino todo lo contrario, exigimos soluciones ante la falta de coordinación y previsión de la administración andaluza, necesitamos un plan específico inmediato con dos medidas fundamentales, por un lado la contratación de más personal, educadores/as, monitores/as, cocineros/as, y personal de limpieza y alojamiento, y nuevos Centros donde se traten de una manera especializada los distintos perfiles de los menores.