El papel estratégico de la seguridad privada, “que contribuye a proteger a la ciudadanía”

373
PREMIOS

La Policía Nacional y la Guardia Civil entregan 63 menciones honoríficas a vigilantes de seguridad y guardias de campo por su cooperación. Más de 3.500 personas están habilitadas en la provincia para ejercer la actividad de la seguridad, un sector que cuenta actualmente con unas 50 empresas activas. La representante del Ejecutivo ha pedido a los profesionales que mantengan una formación constante y especializada, y ha reclamado a las empresas la captación del talento femenino

La subdelegada del Gobierno de España, Catalina Madueño, ha destacado “el estratégico papel” que tiene el sector de la seguridad privada, “que contribuye de manera muy clara y directa a proteger a la ciudadanía”. Así lo ha señalado en el transcurso del Día de la Seguridad Privada en la provincia de Jaén, en un acto en el que se han entregado 63 menciones honoríficas a trabajadores de este sector por su colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil. “Es importante mantener y ensanchar esa cooperación con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, porque aumenta enormemente la eficacia. La contribución de los vigilantes privados representa un factor multiplicador de la seguridad colectiva”, ha asegurado la representante del Ejecutivo en la provincia.

Al respecto, Madueño ha instado a los miembros de este colectivo que ayuden a los agentes a dar respuesta a un interés general, “que es cumplir el mandato constitucional de salvaguardar los derechos y libertades de las personas”. La subdelegada ha estado acompañada por el comisario jefe de la Policía Nacional, Adriano Rubio, y el jefe accidental de la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén, el comandante José Manuel Rivas. Al acto, que se ha celebrado en Ifeja, han acudido representantes de la mayoría de las empresas del sector que operan en la provincia.

Durante su intervención, la subdelegada ha puesto en valor la fructífera cooperación entre la seguridad pública y los Cuerpos y Fuerzas del Estado. “En una cuestión tan importante, colaborar siempre suma, no hacerlo, sin duda, resta”, ha explicado. “La seguridad privada juega un papel clave en materia de anticipación y prevención ante posibles riesgos, peligros o delitos y, por lo tanto, se integra en el modelo de la seguridad pública, forma parte del escudo que nos protege a todos y todas. De ahí la importancia de tejer alianzas, de diseñar estrategias comunes, de trabajar de forma coordinada y de mantener abiertos todos los canales de comunicación”, ha agregado.

Catalina Madueño ha hecho hincapié en la importancia que tiene la seguridad “para la convivencia, el bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía”: “Si no estamos protegidos y seguros, no hay libertad, no hay desarrollo y no ha progreso. Carecemos de esa tranquilidad que deseamos para nosotros y nuestras familias”, ha explicado. La subdelegada ha recordado que la tasa de criminalidad de la provincia es una de las más bajas de España, unos 19 puntos por debajo de la media nacional. “Mejorar e incluso mantener estos buenos resultados año a año es difícil, pero lo podemos conseguir entre todos. Hay que trabajando juntos, con compromiso, con generosidad y con responsabilidad”, ha asegurado la subdelegada.

La representante del Ejecutivo en Jaén ha destacado que la seguridad privada es “un sector estratégico, muy dinámico y con un importante peso en la economía provincial”. Y ha añadido: “Se trata de una actividad con una gran capacidad para generar empleo y riqueza. No en vano, más de 3.500 personas están habilitadas en la provincia para ejercer como vigilante de seguridad o guarda de campo”.

En su discurso, Catalina Madueño ha pedido al sector que afronte el reto de la “formación continuada y constante”. “Es una herramienta para hacer frente a una delincuencia cada vez más especializada. Los vigilantes de seguridad privada cada vez están en más lugares y en situaciones más complejas, por lo que debéis estar preparados para todo”. Igualmente, la subdelegada ha hecho referencia “a la captación del talento femenino para trabajar en este sector”. “Siempre se ha percibido que la seguridad privada conlleva una serie de actividades que solo pueden realizar los hombres. No obstante, en la seguridad prima la prevención, la negociación y el control en situaciones de riesgo. Con la incorporación de la mujer al sector de la vigilancia y la seguridad, se constata que el género femenino también cuenta con las aptitudes y capacidades necesarias para desarrollar esta labor con la mayor eficacia y profesionalidad, demostrándolo a diario en su puesto de trabajo. Hay que contribuir a un cambio de paradigma que dé visibilidad a las trabajadoras”, ha pedido.

Madueño ha felicitado a los 63 vigilantes y guardas de campo que han recibido una mención especial por su colaboración con la Policía Nacional y la Guardia Civil durante los dos últimos años. “Se les reconoce por su valiosa cooperación, ayuda e intercambio de información”, ha concluido. Todas las condecoraciones honoríficas son del tipo B, a excepción de la entregada al guardia rural Santiago Fernández, que es del tipo A.

DATOS ESTADÍSTICOS

Durante el año 2022, la Unidad de Seguridad Privada de la Comisaría realizó un total de 291 inspecciones a empresas, usuarios, servicios, actividades y personal obligados a adoptar medidas de seguridad, que en Jaén y su provincia ascienden a 1.912. Los establecimientos que deben contar con algún tipo de medida de seguridad privada son, principalmente, las entidades bancarias, que ascienden a 912 oficinas en la provincia; joyerías y establecimientos de compra-venta de oro (352); farmacias (269); administraciones de lotería (65) y estaciones de servicio (314). Además, la Policía Nacional ha realizado 25 inspecciones a empresas de seguridad y 65 a servicios de seguridad.

Con respecto al intrusismo, la subdelegada ha destacado que la buena colaboración existente entre las empresas del sector y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad ha hecho que esta práctica, que preocupaba mucho y que repercutía en la calidad del servicio que se prestaba, haya quedado prácticamente erradicada en la provincia. De hecho, la Unidad de Seguridad Privada de la Comisaría no ha recibido ninguna denuncia por parte de las empresas, si bien realizó de oficio ocho investigaciones, que han derivado en propuesta de sanción. “Pensamos que la labor de concienciación realizada en los últimos años ha dado sus frutos”, ha explicado la subdelegada del Gobierno durante su intervención. En este sentido, en el año 2013, se tramitaron 33 expedientes sancionadores en materia de intrusismo en el sector de la seguridad privada.