El sindicato CSIF tilda los datos del desempleo de febrero como “tristes pero no sorpresivos”

88

El sindicato CSIF tilda los datos del desempleo de febrero como “tristes pero no sorpresivos” y no solo suben los desempleados en la Agricultura, sino que lo hace en todas las áreas, sumando los casi 5.000 parados en total.

La provincia de Jaén añade en este mes de febrero 4.981 desempleados a las listas del paro, 4.145 pertenecientes al sector de la Agricultura, es decir, el 83%, según los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal. Una vez más, febrero es uno de los meses fatídicos para nuestra provincia y eso hace ascender, lamentablemente, a Jaén como líder en el aumento de desempleados. La presidenta de CSIF Jaén, Antonia Ibáñez, ha calificado de “triste pero no sorpresivo” el hecho de que sea la provincia de España donde más ha aumentado el paro, ya que “es un clásico de cada año cuando concluye la campaña de la aceituna. “Pero no nos podemos quedar ahí, – advierte la responsable sindical – ya que el desempleo sube en todos las áreas alcanzando los casi 5.000 parados y superando el 11% del paro generado a nivel nacional”.

“Volvemos a superar la barrera de los 50.000 desempleados en Jaén. Este paso atrás es inaceptable y demuestra que sigue existiendo demasiada dependencia del sector agrícola, en el que la contratación temporal suele ser la norma” Asimismo, Ibáñez ha calificado de “inadmisible” que el 95% de los contratos hechos en el último mes sean temporales. “Estamos hablando de más 41.000 contratos precarios, es decir, todo lo contrario a una mínima estabilidad que permita a la economía salir hacia delante”, ha criticado.

Desde CSIF Jaén se ha calificado como “alarmante” la temporalidad en la contratación que reflejan los datos conocidos este miércoles y que “condena a miles de personas y a miles de jóvenes a la precariedad y a una falta de estabilidad que les hace imposible emprender un proyecto de vida con unos parámetros razonables”.

En este sentido, Antonia Ibáñez se ha referido al “necesario refuerzo de los servicios públicos esenciales” que, en su opinión, “hay que acometer de forma prioritaria a través de un plan en el que la Administración asuma un papel clave como motor en la generación de empleo”. “Hay que recurrir a nuevas fórmulas alejadas de la estacionalidad y relacionadas con el impulso a los servicios públicos a través de la creación de empleo público de calidad en capítulos tan esenciales como la Sanidad o la Educación”, según ha argumentado la responsable sindical, para quien “urge reformular el modelo económico apostando por sectores estratégicos como la industria y la innovación”.