Esta pasada campaña se han robado más de ciento veinte mil kilos de aceituna de los tajos

99

Se han podido recuperar el 25% de la aceituna robada. La subdelegada del Gobierno destaca los buenos resultados obtenidos por la Guardia Civil para evitar los robos de aceituna. Catalina Madueño resalta el alto grado de esclarecimiento de los delitos denunciados, con 50 personas investigadas. La Inspección de Trabajo inspecciona 222 tajos para controlar la situación administrativa de los trabajadores.

La subdelegada del Gobierno de España en Jaén, Catalina Madueño, ha resaltado los buenos resultados obtenidos por la Comandancia de la Guardia Civil de Jaén en su labor de prevención y vigilancia de los robos en el campo. Así lo ha señalado después de conocer el balance del trabajo efectuado por las distintas unidades durante la campaña 2020/2021 de recolección de la aceituna, en la que se han denunciado 58 delitos relacionados con las labores agrícolas del olivar. “Lo más relevante es el alto grado de esclarecimiento conseguido, con 50 personas investigadas y puestas a disposición de la Justicia por estos hechos”, ha señalado la subdelegada.

En la última campaña de recolección, la cantidad de aceituna sustraída en la provincia de Jaén ha registrado un aumento del 35 por ciento. Así se denunció el robo de 121.371 kilos de aceituna, frente a los 90.156 del ejercicio 2019/2020, que fue la cifra más baja de los últimos años. No obstante, los agentes de la Guardia Civil consiguieron recuperar 30.710, lo que supone prácticamente un 25 por ciento del total. “En líneas generales, son muy buenos resultados, sobre todo porque se han esclarecido la gran mayoría de los hechos delictivos y se ha conseguido llevar ante el juez a 50 personas”, ha remarcado la subdelegada. En este sentido, y con estos datos, Madueño ha felicitado a la Comandancia de Jaén por toda la labor realizada durante la anterior campaña de recolección de la aceituna. “La Guardia Civil tiene un dispositivo de seguridad muy consolidado en la provincia y que está dando sus frutos en los últimos años”, ha asegurado.

Al respecto, Catalina Madueño ha recordado que, en la campaña 2015/2016, se denunció la sustracción de 563.951 kilos de aceituna. “Esa cifra ha ido descendiendo de forma paulatina en los últimos ejercicios hasta alcanzar un mínimo en la campaña 2019-2020, con unos resultados excepcionales, en los que solo se registró la sustracción de 90.156 kilos de aceituna. Es verdad que en este ejercicio se ha producido un leve incremento, pero que se ha visto compensado por el hecho de que se han resuelto la gran mayoría de los robos denunciados”, ha especificado la subdelegada.

El dispositivo de seguridad diseñado por la Comandancia de Jaén comenzó en el mes de noviembre de 2020 y estuvo compuesto por unos 1.050 agentes de la Guardia Civil. En concreto, se realizaron labores de prevención con presencia activa en el campo y en las almazaras, e igualmente, se efectuó un trabajo de investigación a través de las unidades de policía judicial, del Seprona y de los equipos específicos ROCA. Al respecto, también hubo apoyos puntuales del escuadrón de caballería y del servicio aéreo.

Los agentes controlaron las fábricas y los puestos móviles de compra, los tajos, las vías de comunicación, así como los cortijos y los lugares donde se establecen los jornaleros mediante la verificación de personas, vehículos y documentación. También ha sido relevante la coordinación y el intercambio de información con los puestos y unidades de las provincias limítrofes de Granada y Córdoba.

Junto a ello, la subdelegada ha agradecido la colaboración de los agricultores para evitar los robos. “Cada vez hay más canales de comunicación abiertos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Es importante que nos ayuden y que adviertan a los agentes de cualquier movimiento sospechoso que se produzca en el campo”, ha insistido.

Al hilo, ha resaltado el aumento de los servicios de la Guardia Civil encaminados al ámbito rural y al conocimiento de la demarcación. En este sentido, ha destacado de forma positiva la implicación de las organizaciones agrarias y de los propios empresarios agrícolas.

Uno de los aspectos que sigue preocupando es el hecho de que casi el 20 por ciento de la aceituna sustraída en la anterior campaña había sido ya recolectada y estaba depositada en remolques, en sacos o en los propios mantones que se quedan en el campo al finalizar la jornada laboral y que no son llevados a la almazara. En concreto, y según los datos facilitados por la Guardia Civil, 23.600 de los 121.371 kilos aceituna robada en la anterior campaña ya habían sido recogidos. “No se pueden dar facilidades a los ladrones. Es una cuestión que se produce año tras año y que, en esta campaña, se ha incrementado. Tenemos que seguir trabajando en este sentido”, ha concluido.

Por otro lado, la Comandancia de Jaén y la Inspección Provincial de Trabajo han realizado 222 controles en tajos o lugares de recolección de aceituna, para vigilar la situación administrativa de los trabajadores. Se han identificado a 1.045 empleados, de los que 405 eran extranjeros. De ellos, 22 se encontraban en situación irregular (solo uno tenía una orden de expulsión del territorio nacional en vigor) y tres fueron detenidas por usurpación de identidad.