La UJA cede a la Consejería de Educación la antigua Escuela de Peritos de Linares

464

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Jaén (UJA) aprobó la cesión de uso a la Delegación Territorial de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía de uno de los edificios en el que estuvo ubicada la Escuela Politécnica Superior de Linares antes de su traslado al Campus Científico-Tecnológico, así como las pistas deportivas titularidad de la Universidad, situadas en una zona adyacente a este edificio.

La Delegación Territorial de Educación en Jaén solicitó el pasado 2 de marzo a la Universidad de Jaén la cesión de uso de este edificio, denominado ‘A’, y de las pistas deportivas adyacentes al mismo, con el fin de  destinarlos a la actividad docente de la Escuela Oficial de Idiomas “Carlota Remfry” y del IES “Santa Engracia”, ambos de Linares.

“Era nuestra responsabilidad social acceder a esa petición y el tiempo que hemos tardado en resolver esta cuestión ha sido el que hemos dedicado a cuestiones procedimentales que una cesión de este tipo conlleva”, ha asegurado el Rector de la Universidad de Jaén, Juan Gómez Ortega. “Estamos satisfechos de haber llegado a un acuerdo razonable en este sentido y esperamos que redunde en el beneficio de la sociedad de Linares, que pueda hacer el mejor uso posible de estas instalaciones, en este caso para dar un mejor servicio a los estudiantes y profesionales de estos dos centros educativos”, ha añadido.

La cesión de uso aprobada por el Consejo de Gobierno de la Universidad de Jaén se produce a título gratuito, a favor de la Delegación Territorial de la Consejería de Educación. Un acuerdo que requerirá posteriormente la aprobación del Consejo Social de la UJA.

En este sentido, la cesión de espacios acordada en ningún caso supone la cesión de la titularidad de los mismos, que sigue conservando la Universidad de Jaén. Este otorgamiento se hace a título gratuito, asumiendo la Consejería Educación de la Junta de Andalucía íntegramente los costes de mantenimiento del inmueble y sus instalaciones, así como los costes de funcionamiento. La cesión de uso acordada tendrá una duración máxima de cuatro años. En cualquier caso, dentro de este periodo, cada renovación anual requerirá comunicación expresa y por escrito de la Consejería a la Universidad.