El Hospital de Jaén conciencia sobre la atención al prematuro en una jornada multidisciplinar

39
PREMATUROS

El centro jiennense asistió a un total de 211 niños prematuros durante 2021 y desde noviembre del año pasado hasta la fecha, a 112. La delegada territorial de Salud y Consumo destaca las iniciativas que se promueven en cuidados a los recién nacidos.

El Hospital Universitario de Jaén atendió durante 2021 a un total de 211 niños prematuros, es decir, nacidos antes de la semana 37 de gestación. De estos, 161 nacieron entre la semana 32 y la 36, mientras que 50 lo hicieron antes de la semana 32, considerándose “grandes prematuros”. Los prematuros de 2021 atendidos en el Hospital son 38 más que los que fueron asistidos en el centro a lo largo de 2020. Además, desde noviembre del año pasado y hasta la fecha, por el centro han pasado 112 bebés nacidos prematuramente, de los que 24 son grandes prematuros.

El Hospital Universitario de Jaén, como centro de referencia, acoge la práctica totalidad de los nacimientos de niños prematuros que se producen en la provincia, además de realizar el seguimiento posparto, con el ingreso en la UCI Pediátrica y Neonatal.

Estos datos y otros de interés para profesionales y familiares de niños prematuros se han aportado en la jornada que, con motivo del Día Mundial del Prematuro ha tenido lugar hoy en el Hospital de Jaén. Una jornada que, como ha destacado la delegada territorial de Salud y Consumo, Elena González, “pretende hacer visible la realidad de estos pequeños y sensibilizar tanto a los profesionales como a la ciudadanía en general acerca del impacto emocional que supone su cuidado, así como del esfuerzo profesional y la labor multidisciplinar que precisan estos pequeños pacientes”.

En el transcurso de la mañana se han desarrollado distintas ponencias a cargo de especialistas de las unidades de Pediatría, Ginecología y Obstetricia, Medicina Física y Rehabilitación, así como de enfermeras y auxiliares de la UCI Pediátrica y Neonatal del centro. Además, han participado representantes de Aspace y Aprompsi y madres de niños prematuros que han explicado su experiencia particular.

Qué es y que implica la prematuridad del recién nacido, los cuidados centrados en el desarrollo, la importancia de la lactancia materna y el banco de leche y la rehabilitación y la atención temprana han sido los ejes sobre de las diferentes ponencias que han confluido en una puesta en común final sobre medidas para optimizar la asistencia que se presta a estos pacientes.

El pronóstico dependerá de diferentes factores como la edad gestacional, su evolución y las posibles complicaciones que aparezcan durante la estancia en la unidad neonatal. Entre los principales problemas que puede tener un niño prematuro se encuentran los de tipo respiratorio, con pequeñas pausas de apnea entre sus respiraciones periódicas; hipotermia, por su termorregulación deficitaria; la necesidad de contar con una sonda nasogástrica para alimentarse, al no contar con reflejo de succión-deglución desarrollado o el de padecer un mayor riesgo de infección.

Debido al nacimiento anticipado, el bebé prematuro no cuenta con el desarrollo definitivo de sus órganos y sistemas para enfrentarse a nuestro entorno, por lo que el cuidado debe ser intensivo y en él será fundamental el aporte de la leche materna, que fortalece sus defensas y participa en la maduración del recién nacido a nivel digestivo. Además, en el Hospital se promueve el vínculo madre-hijo, si bien, el centro cuenta con un banco de leche donada, para aquellos casos en los que no sea posible la alimentación directa por parte de la progenitora.

Desde la Unidad se realiza una importante labor de cuidados que se complementa con la formación que se ofrece a padres y madres en cuestiones como lactancia materna, higiene, oxigenoterapia, mediación o calendario vacunal, fundamentales para que el menor pueda irse de alta. Hay que tener en cuenta, además, que no existe un tiempo de ingreso establecido, ya que éste dependerá de la evolución de cada niño. En general, deberá tolerar la alimentación con lactancia materna o artificial, además de superar los 2 kilogramos de peso.

Mesa informativa

De forma paralela, enfermeras y TCAE de la UCI Pediátrica y Neonatal del Hospital han atendido una mesa informativa situada a la entrada del centro, en la que se han proporcionado a los usuarios dípticos explicativos acerca de los pasos que se siguen desde el nacimiento del bebé, los cuidados que se aplican y las técnicas que se fomentan. También se ha expuesto el material que se utiliza para esta labor: una incubadora, monitores, cobertores, la ropa de los recién nacidos y otros elementos.

Precisamente, profesionales de la UCI Pediátrica y Neonatal han sido los responsables de organizar esta jornada y diseñar la cartelería que se ha difundido para concienciar acerca de la conmemoración del Día Mundial del Prematuro. Para ello, han empleado la imagen que ha difundido la OMS, denominada “La línea del calcetín”, que representa una cuerda en la que están tendidos diez pares de calcetines, entre los que destaca un par de pequeños calcetines morados, y que simboliza que uno de cada diez bebés nace prematuro en todo el mundo.

Humanización en la atención perinatal

El Hospital Universitario de Jaén ha puesto en marcha distintas iniciativas en humanización a la atención perinatal. De este modo, la madre siempre está acompañada durante el parto y también en el posparto por aquella persona que ella misma decida. Igualmente, se favorece el vínculo materno a través del contacto “piel con piel”, justo tras el parto, incluso en casos de cesárea si la situación clínica tanto de la madre como del recién nacido lo permiten.

Por otro lado, se encuentra en desarrollo e implantación la Guía de Buenas Prácticas de Lactancia materna que promueve el Programa BPSO. De este modo, el Hospital de Jaén, como centro comprometido con la excelencia en cuidados, fomenta el agarre precoz al pecho de la madre para favorecer la lactancia del bebé.