Conservación de restos de la Iglesia de Santo Tomás de Úbeda

104

La concejala de Urbanismo y Obras, María del Carmen García, ha hablado, en la zona arqueológica de Santo Tomás, de los trabajos que el Ayuntamiento de Úbeda ha estado acometiendo a cargo del Programa de Fomento del Empleo Agrario 2021, una subvención que concede el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, a través del Servicio Público de Empleo Estatal y que, principalmente, está orientado a la contratación de trabajadores desempleados –preferentemente eventuales agrarios-, con la finalidad de realizar obras de interés general y social.

En este sentido, García ha detallado que la ciudad de Úbeda ha podido contar con una cuantía, destinada a financiar costes salariales, que supone un montante de 322.540,32 euros, a lo que se suma 119.953,01 euros que servirán para costear materiales de obra. “Gracias a este plan se ha podido realizar 251 contrataciones, concretamente de 31 oficiales y 220 peones, que han supuesto unos 4.080 jornales en total”, ha apuntado.

Así las cosas, la concejala de Urbanismo ha especificado que los trabajos asignados al PFEA 2021 comenzaron en octubre de ese mismo año. “En las pedanías han concluido el 1 de julio y en el núcleo urbano de Úbeda se completarán, previsiblemente, a finales del mes de agosto”, ha puntualizado.

Trabajos en las pedanías

El programa ha tenido algunas actuaciones en las pedanías de la ciudad, como ha declarado la edil, que han consistido en la pintura del interior y exterior de los edificios municipales, la limpieza de bosquetes, así como obras de construcción de acerados y ejecución y reparación de muros.

Por otro lado, en esta anualidad, ha seguido explicando, se ha priorizado la reparación del patio del Ayuntamiento de Donadío, renovado la plaza de la calle Santo Tomé en Veracruz y mejorado las cubiertas y muros del cementerio de Solana de Torralba, entre otras actuaciones.

Trabajos en el núcleo de Úbeda

En otro orden de cosas, la edil ha descrito que los trabajos realizados en el núcleo urbano de Úbeda se han centrado en continuar con la segunda fase de la puesta en valor y uso social de los restos arqueológicos en los Patios de Santo Tomás y realizar algunos trabajos de mantenimiento del mobiliario urbano en parques y en vías públicas de la ciudad.

Al respecto, la concejala ha recordado que la primera fase de actuación en la zona arqueológica se inició en 2018 y se centró en el rescate y conservación de estas ruinas. “Con lo descubierto, hasta la fecha, hemos podido obtener la planta del templo, prácticamente en su totalidad. Hemos observado el valor monumental y el artístico que poseen las estructuras localizadas, además del alto valor histórico que conserva este espacio, al ofrecer la posibilidad de analizar el proceso histórico en esta zona de la ciudad”, ha acentuado.

Esta segunda fase, ha detallado María del Carmen García, está más orientada a la consolidación, restitución y protección de los restos, como paso previo a la puesta en valor y uso social de “uno de los espacios más significativos del centro histórico de Úbeda”.

Así, esta segunda fase ha contemplado acciones concretas como la construcción de un nuevo vallado de acceso al espacio arqueológico –de estilo similar al de la Plaza de Toros, realizado por la empresa artesana ubetense ‘Forja Tiznajo’-, excavación y ampliación de ocho sondeos arqueológicos –para la determinación de presencia de estructuras arqueológicas de época almohade y la estructuración del patio trasero de la Iglesia y su interrelación con la muralla y el exterior del ábside-, consolidación del interior de las criptas funerarias número 2 y número 7, consolidación de los pavimentos de baldosas de barro y las lápidas de tres de las criptas y restitución de empedrados y rejuntados de la medianera que era en parte la fachada interior de las iglesia.