La Junta avanza en la creación de nuevos accesos y en la puesta en valor del Santuario y el Palacio íberos en el enclave de Puente Tablas

66

El delegado del Gobierno en funciones, Jesús Estrella, ha visitado las obras de conservación de las zonas excavadas en el enclave arqueológico de Puente Tablas en el término municipal de Jaén, donde la Junta de Andalucía trabaja también para habilitar nuevos itinerarios de acceso, con una inversión de más de 200.000 euros.

El objetivo de los trabajos, según ha indicado el delegado del Gobierno en funciones, es “ofrecer al visitante una experiencia de inmersión en el Santuario de la Puerta del Sol y en el Palacio, dos espacios íberos de gran singularidad con un nivel importante de conservación”. Esta experiencia se logrará con la construcción de unas pasarelas que permitirán al visitante llegar hasta el fondo del Santuario. Además, según ha detallado Jesús Estrella, la Consejería continuará impulsando un proyecto anual general de investigación en colaboración con la Universidad de Jaén para seguir excavando en el yacimiento, una iniciativa que ya ha permitido sacar a la luz piezas importantes como un horno de pan de la época íbera, además de identificar nuevas estructuras urbanas de interés.

“El Gobierno de Juanma Moreno trabaja para trasladar el mensaje de que la provincia de Jaén es la cuna mundial del arte íbero”, ha asegurado Jesús Estrella. En este sentido, la Junta de Andalucía apuesta por el Enclave de Puente Tablas dentro de una estrategia global que también incluye al Museo Íbero y a la ciudad iberorromana de Cástulo como referencias de esta cultura.

Las obras de conservación de Puente Tablas son impulsadas desde la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico y cuentan con financiación europea a través de los fondos de la Inversión territorial Integrada (ITI). Los trabajos abordan la consolidación, recuperación, conservación y puesta en valor para el uso público de los espacios recuperados del Enclave de Puente Tablas (Santuario, Palacio y área residencial) con actuaciones de limpieza de superficies, tanto en muros como en pavimentos, aplicación de herbicidas y fungicidas para evitar daños en las estructuras murarias, emplastecido de elementos, apertura de calas en muros para evacuación de aguas, reposición de elementos perdidos, con diferenciación de reintegraciones y tratamiento de los restos para su presentación pública, reponiendo volúmenes en lugares en los que sea posible.

Ya se encuentran limpias y desbrozadas todas las superficies, recrecidos los muros del área del Santuario en un 25% y en fase de eliminación de rejuntado de fábricas con cepillo. También se han realizado distintas pruebas de dosificación en los tapiales que se ejecutarán en la última fase.

Al mismo tiempo, se ejecutan los trabajos de acondicionamiento de los diferentes accesos al yacimiento arqueológico, desde el Centro de Interpretación y la entrada principal, así como otras infraestructuras.

Jesús Estrella ha conocido los últimos hallazgos en la primera fase del Proyecto General de Investigación “Oppidum de Puente Tablas (Jaén)”, a través de una subvención anual de 40.000 euros de la Junta de Andalucía a la Universidad de Jaén, que está posibilitando continuar las investigaciones en un oppidum que se ha convertido en referencia del poblamiento íbero del Alto Guadalquivir.

El poblado íbero de Puente Tablas se desarrolló entre los siglos VII y finales del III a.n.e. con un urbanismo primitivo que carecía de murallas y cuyas viviendas eran cabañas sencillas y sin organización precisa. En torno al siglo VII a.n.e. el poblado se transformó y se incorporaron nuevas formas de construcción con el levantamiento en su perímetro de una muralla y el trazado de una trama urbana con casas y espacios públicos y donde se instala un Palacio para el príncipe y varios siglos más tarde, un Santuario.