El Rector de la UJA anuncia la revisión “desde cero” del Modelo de Financiación tras el acuerdo alcanzado entre las universidades públicas andaluzas y la Junta

143

El Rector de la Universidad de Jaén (UJA), Juan Gómez Ortega, anunció la revisión “desde cero”, “sin límites” y “de forma consensuada” del Modelo de Financiación de las Universidades Públicas de Andalucía, tras el acuerdo alcanzado ayer entre los rectores de las Universidades Públicas de Andalucía y la Junta.

Juan Gómez ofreció una rueda de prensa para dar cuenta de la reunión de ayer entre el equipo de la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades de la Junta de Andalucía y los rectores de las Universidades Públicas de Andalucía, en la que se acordó, entre otros asuntos “la aportación de más fondos, si es posible, de autofinanciada”, la garantía de “la ejecutabilidad” de fondos adicionales, que se repartirán entre todas las universidades andaluzas, y la no aplicación del Modelo de Financiación para el reparto de 2022, que se realizará por acuerdo del CAU (Consejo Andaluz de Universidades).

El Rector aclaró que este acuerdo parte de la propuesta presentada por los rectores a la Consejería “y que entendíamos que era una solución”, por lo que apuntó que el consenso “es de las diez universidades públicas andaluzas, ya que este no es un problema exclusivo de la Universidad de Jaén, sino del Sistema Universitario Andaluz”.

El Rector recordó que el pasado 10 de marzo ofreció una rueda de prensa, para dar a conocer su “máxima preocupación” por la propuesta de Modelo de Financiación de la Junta de Andalucía, ya que generaba “desequilibrios” entre las universidades. En aquel momento, puso de manifestó dos problemas que generaba este Modelo. “El primero, que afectaba al año 2022, y el otro problema, a futuro de la UJA”, apuntó. El problema que afectaba al ejercicio 2022, “surgía de la aplicación del borrador de la Orden de la Consejería, que supondría que, una vez aplicada la Cláusula de Salvaguarda, la Universidad de Jaén no tendría financiación suficiente para hacer frente al obligado incremento salarial de los empleados públicos, al que estamos obligados por Ley y que está aprobado en el Presupuesto de la UJA”, dijo.

Pese a ello, subrayó que el “segundo problema”, el que se generaba a futuro, era el que más le preocupaba en el caso de aplicarse dicha Orden, ya que “la situación de la UJA en los próximos ejercicios económicos estaría sujeta, igualmente, a la aplicación de esa Cláusula de Salvaguarda, que supondría una pérdida de financiación importante para la UJA, en tanto en cuanto a que los costos subirían anualmente”.

En este sentido, señaló que el acuerdo consensuado entre los rectores de las diez universidades públicas andaluzas y la Consejería responde a la búsqueda de soluciones para estos dos problemas.

Cuatro puntos del acuerdo

El acuerdo alcanzado recoge cuatro puntos. Los tres primeros afectan a la financiación del ejercicio 2022. El primero contempla incrementar el montante de la financiación destinada actualmente a las universidades, para garantizar a todas al menos el 100% de la financiación de 2021, más el 2,8% de la cota de ese año (Capítulo 1 de Personal); atendiendo a la disponibilidad presupuestaria, se recurrirá preferentemente a recursos autofinanciados. Gómez explicó, en este sentido, que se va a procurar “que ese incremento del 2,8% sea de recursos autofinanciados, que provienen del propio presupuesto de la Junta de Andalucía que, por otro lado, está prorrogado”. Para el Rector, el compromiso “es buscar recursos preferentemente autofinanciados para ese incremento.”.

El segundo punto del acuerdo señala que cualquier partida adicional que procediese de fondos para acometer lo expresado en el punto 1, debe estar garantizada por la Junta de Andalucía y se repartirá entre todas las universidades, con planes ‘ad hoc’ para cada una de ellas, con el objeto de liberar una parte de autofinanciada que pueda emplearse en Capítulo I.

El tercer punto del acuerdo fue considerado por el Rector de la UJA como “muy importante”, porque indica que se han consensuado las nuevas cantidades a recibir por cada una de las universidades para 2022, que deberán ser ratificadas como un acuerdo del CAU. “En definitiva, el reparto para este año no es una aplicación del Modelo de Financiación, sino un acuerdo entre los rectores y el CAU”, el órgano colegiado de consulta, planificación y asesoramiento del Gobierno andaluz en materia de universidades, “de manera que no se aplicaría el borrador de la Orden, sino que es un acuerdo entre rectores, como se ha hecho en otras ocasiones. Las cantidades que le corresponde a cada Universidad se repartirán con el acuerdo del CAU. Ese va a ser el mecanismo”.

Por último, el punto cuarto del acuerdo, “que es el que afecta al futuro”- dijo-, se refiere a que se comenzará de inmediato una revisión del Modelo de Financiación de manera consensuada, a través de un grupo de trabajo conformado por la Consejería de Transformación Económica y las diez universidades públicas. “El compromiso ha sido que se va a hacer una revisión de cero, profunda, de manera que lo que salga de ese grupo de trabajo debe ser un Modelo que responda a las necesidades de desarrollo de todas las universidades, que garanticen la suficiencia financiera y la capacidad de desarrollo de todas las universidades”, apostilló.

Por otro lado, añadió que existe el compromiso de la Presidencia de la Junta de Andalucía para llevar a cabo la reunión que solicitaron los rectores andaluces, en la que explicarán a Juan Manuel Moreno Bonilla “la necesidad de tener un modelo que responda a las necesidades de desarrollo de todas las universidades”, que sea “justo. Yo no aceptaré otra cosa”.

Asimismo, Gómez agradeció a su equipo de Dirección el apoyo en la búsqueda de soluciones, “a la sociedad jiennense, a las instituciones, entidades y a todos los que han apoyado a nuestra Universidad, porque es la mejor muestra de que esta Universidad nos importa a todos, porque es imprescindible para el desarrollo de esta provincia”.

Grado en Medicina

En lo que se refiere al Grado en Medicina, reiteró que “seguimos trabajando con nuestra hoja de ruta”. Así, anunció que en la primera quincena de mayo se reunirá la Comisión de la DEVA (Dirección de Evaluación y Acreditación de la Agencia Andaluza del Conocimiento) de la Junta de Andalucía. Este es el proceso preceptivo que corresponde a este tipo de implantaciones. Una vez se obtenga el informe favorable de la DEVA, el último paso será la publicación del Decreto de Título, lo que permitiría su implantación en el curso académico 2022-23.