La Unidad de Cirugía Vascular del Hospital de Jaén realiza 686 intervenciones graves

188

La Unidad de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Universitario de Jaén ha realizado en el último año 686 intervenciones en pacientes con patología vascular grave, tanto en Urgencias, como en cirugía programada y a pacientes diabéticos.

“Las enfermedades vasculares representan en un grave problema de salud pública en España, de manera que se considera que prácticamente el 50% de la población mayor de 50 años sufre alguna patología vascular (arterias y venas), un porcentaje que puede ir en aumento en los próximos años conforme avance la esperanza de vida de la población en un país como España, que cuenta con una de las más altas tasas de esperanza de vida a nivel mundial”, ha indicado el director de la Unidad, Javier Martínez.

No obstante, los expertos también alertan de un incremento de la prevalencia entre personas cada vez más jóvenes como consecuencia de estilos de vida poco saludables ligados a otras patologías como la diabetes, el colesterol o la hipertensión y el consumo de tabaco, además del empeoramiento en la alimentación. Según establece el Plan Andaluz de Salud, junto con la cardiopatía, las enfermedades vasculares son la segunda causa de muerte en las personas entre 30-64 años. Entre las principales patologías vasculares se encuentran el Aneurisma de Aorta Abdominal (AAA) y la Enfermedad Arterial Periférica (EAP).

A pesar de todo ello, “sigue existiendo un notable desconocimiento por buena parte de nuestra sociedad sobre la importancia de las enfermedades vasculares, por lo que necesaria una mayor visibilización y concienciación por parte de todos, como mejor medida posible para su prevención y para, en general, fomentar una vida sana y saludable”, ha señalado Javier Martínez.

De este modo, desde la Unidad de Angiología y Cirugía Vascular se señala un incremento en las atenciones de hasta un 13% en procesos como gangrena y aneurisma, lo que supone un 16% de incremento en intervenciones programadas para resolver estos problemas de salud.

Por ello, Javier Martínez señala la importancia de la prevención “la mayor eficacia al respecto es el control de los factores de riesgo, ya que el consumo de alcohol, aparte de otros problemas de origen neoplásico, en cuanto a la alteración del metabolismo lipídico y elevación de los mismos en sangre, supone un incremento en el riesgo vascular”. Además, “factores como el sobrepeso, con el empeoramiento de los hábitos alimenticios, o el sedentarismo, empeoran la salud vascular”, ha señalado.

Precisamente el IV plan de Salud Andaluz aporta una serie de indicadores a las enfermedades cardiovascualres, donde se observa una ligera desviación en cuanto a años potenciales de vida perdidos, y una mayor incidencia de enfermedad cardiovascular en mujeres con respecto a la media autonómica.

“En un análisis de los factores de riesgo relacionados con enfermedad cardiovascular observamos que hay margen de mejora respecto a la prevalencia de sobrepeso y obesidad, prevalencia de fumadores, actividad física, y datos de hipertensión y colesterol diagnosticado, la mayoría de ellos por encima de la media andaluza, en mujeres, y en el caso de hombres con datos preocupantes en cuanto a hipertensión y nivel de colesterol”, ha indicado.

En cuanto a factores de riesgo, hábitos y estilos de vida, que actualmente suponen el 43% de carga de enfermedad, se observa que se han priorizado por toda la necesidad de abordar el consumo de alcohol y otras adicciones (especialmente en jóvenes). Respecto al tabaquismo (sigue siendo la mayor causa de enfermedad a nivel de UE) se observa que el porcentaje de fumadores en Jaén ha bajado en los últimos años, pero sobre todo por el descenso que se produce en hombres mientras que en mujeres se mantiene o sube, además se da una mayor prevalencia en clases con un menor nivel socioeconómico, y un adelanto en la edad de inicio.

En cuanto a sobrepeso y obesidad, la provincia de Jaén se encuentra entre las provincias de Andalucía que más personas con sobrepeso y obesidad tienen (incluida infantil), si se analizan estos datos desde la perspectiva de la actividad física y alimentación equilibrada, observamos que se ha mejorado en cuanto a porcentaje de personas que hacen ejercicio físico en su tiempo libre (incluida población infantil donde el porcentaje de niñas ha mejorado), si bien hay diferencias en cuanto al factor edad (mayores hacen menos ejercicio).